10 Actividades recreativas y lúdicas para niños

Las actividades recreativas y lúdicas para niños son vitales para el desarrollo óptimo de los más pequeños. Tal vez te preguntes ¿por qué es tan importante el juego en los niños? Es muy simple: es una herramienta de aprendizaje natural. El niño carece de limitaciones ¡tampoco tiene por qué preocuparse! Si te relacionas con niños habrás podido observar que ellos disfrutan de cosas simples. Se alegran por pequeños logros y pueden interactuar con sus pares sin mayores objeciones. Viven y disfrutan del ahora.

¿Qué son las actividades recreativas y lúdicas para niños?

Son actividades donde el fin es el goce y la distracción. Pueden practicarse tanto en espacios abiertos como cerrados. Aunque el fin es la diversión, a través de estos pueden alcanzarse ciertas competencias y se pueden estimular las distintas áreas de desarrollo. Por ejemplo, imagina que estás con un grupo de niños en un parque y decides invitarlos a jugar, pasándose la pelota unos a otros. Pondrás a prueba su motricidad gruesa y fina.

Actividades recreativas y lúdicas al aire libre

Además favoreces no solo su comunicación e interacción social sino también la autonomía y seguridad. Como puedes ver, las actividades recreativas y lúdicas para niños, poseen múltiples beneficios. No es solo un juego, es la oportunidad de brindar experiencias que le serán útiles a lo largo de su crecimiento.

Actividades recreativas para niños

1. Un limón, medio limón

Es ideal para hacerla en grupo. Asigna a cada niño un número, puedes inclusive hacer un cartel y fijarlo a la ropa. Este juego puede ayudar al reforzamiento de operaciones lógicas, matemáticas y lenguaje). Escoge al azar quien inicia. El pequeño deberá decir: “Un limón, medio limón” y alguna cantidad. Por ejemplo “un limón, medio limón, 7 limones”. El niño con el número 7 deberá pasar al medio y recitar la misma frase, cambiando lógicamente el número. Para aumentar la complejidad deberán ir aumentando la velocidad al recitar. Quien dude o se equivoque hará una penitencia.

2. Ponle la cola al burro

Es una de las actividades recreativas y lúdicas para niños tradicionales que no pueden faltar en una fiesta o en el aula de clases. Necesitas la imagen de un burro. Puedes dibujarla en cartón o imprimirla. Has varias colas en el mismo material o empleando inclusive estambre e hilos para darle mayor textura. Coloca a los niños en fila. Estos deberán caminar con los ojos tapados en línea recta hasta la imagen del burro y deberán pegar la cola (que debes proporcionarles) en donde consideren va.

3. ¿Dónde está la bolita?

Es un juego que disfrutarán muchísimo, aparte ayuda a desarrollar su concentración. Primero, coloca 3 vasos en una mesa, pero dentro de uno meterás una bolita. Mueve luego rápidamente los envases tratando de despistar. Los niños deberán adivinar en donde está la bolita.

4. Los zorros

Debes dividir el grupo en dos equipos. A la mitad le colocarás un pañuelo atado en la cintura, los cuales serán los zorros y deberán correr a una señal. El otro equipo deberá ir tras los zorros, intentando quitarle el pañuelo que llevan colgado. Una variante es poner un tiempo límite, por ejemplo 3 minutos y pasado ese tiempo comparar cuántos aún tienen el pañuelo en cuántos han logrado quitarlos para determinar el equipo ganador. Después cambiarán de papel. Esta es de esas actividades divertidas para niños que no pasan de moda.

Quitarle la cola al zorro
Este juego posee muchas variantes. Acá te damos una de ellas.

5. Dentro y afuera

Este ejercicio sirve para el reforzamiento de conceptos como lateralidad y figuras geométricas. Comenzarás dibujando en el suelo distintas figuras geométricas. Puedes usar también cinta adhesiva. Coloca a los niños en parejas dentro de cada figura. Darás dos órdenes “Afuera y Adentro”. Deberán saltar dependiendo del mandato.

6. Pelota – túnel

Ubica a los niños en hileras sin mucha separación entre uno y otro. El primero de la fila es el encargado de lanzar la pelota por el medio de las piernas de todos. El último debe agarrarla, correr y ubicarse en el primer puesto. Este ejercicio desarrolla la motricidad gruesa, la coordinación y el equilibrio. Una variante para niños más grandes es pedir que pasen la pelota por encima de sus cabezas.

7. Pintura con cepillo de dientes

Es de esas actividades recreativas y lúdicas para niños que se pueden llevar a cabo en un espacio cerrado. Necesitas un cepillo de dientes, témperas y hojas blancas. Este juego tiene dos variantes. Puedes tomar hojas, plantillas de objetos y fijarlos en la hoja blanca. El niño introducirá parte del cepillo en la témpera, luego pasará el dedo para que salgan chispas de pintura y caigan sobre la hoja. Al levantar la plantilla quedará este espacio en blanco en contraste con el resto que tendrá muchas gotas de pintura. También puedes dejar que decore libremente sin necesidad de usar ningún molde.

8. Pasa la bolsa

Si buscas actividades lúdicas para niños divertidas esta es una infaltable. En una bolsa coloca artículos y ropa vieja, mientras más llamativos y graciosos mejor. Coloca música, has un círculo con los niños y pide que vayan pasando la bolsa que preparaste. Cuando pares la música el niño que tenga la bolsa en su poder deberá abrirla, tomar un artículo y ponérselo. Puedes hacer preguntas como ¿qué color tiene? ¿Cuál es su textura? De esta manera estimulas su lenguaje y refuerzas colores, texturas etc.

9. El halcón y la gallina

Forma parte de las actividades recreativas y lúdicas para niños más divertidas y tradicionales. Puedes aplicarlo en espacios cerrados. Un niño será el halcón, otro hará de gallina y los demás serán los pollitos. Estos deben ubicarse detrás de la gallina, sujetándose entre sí por la cintura. El deber de la gallina será proteger con sus alas a los pollitos. A su vez el halcón tratará de llevarse a un pollito, para esto deberá buscar el flanco más débil. Si algún pollito se suelta será atrapado por el halcón y este se lo llevará.

Las actividades recreativas y lúdicas implican correr y jugar
Este juego ayuda a la cooperación y solidaridad ¡además es divertido!

10. ¿Quién tiene el botón?

Sienta a los pequeños en círculo. Dos de ellos quedarán de pie. Uno será el encargado de esconder el botón en las manos de uno de sus compañeros, para hacer esto, deberá caminar alrededor del círculo simulando que en cada mano deposita un botón, esto para despistar al encargado de adivinar.

Una vez haya entregado el botón. El grupo cantará: “Botón, botón, quién tiene el botón”, y luego el niño deberá decir quién cree él que lo tiene. Si la respuesta es correcta, él pasará al círculo y el niño que tiene el botón deberá distribuir el botón en la próxima ronda. Este juego sin duda forma parte de las actividades divertidas para niños que más risas despiertan en las aulas de clases.

Deja un comentario