15 Actividades divertidas para niños de preescolar

«Tener un hijo de preescolar en casa es como tener una licuadora sin tapa». Bueno, creo que puede aplicar desde más chiquito, pero definitivamente tenemos que tratar de tener actividades divertidas para niños de preescolar que les ayuden a desarrollarse de la mejor manera.

Aunque parezca que tu mini-tú de 5 años quiere estar todo el día jugando (y destrozando), la verdad es que son como unas esponjitas y de cada actividad que realizan absorben conductas y actitudes. Suena complicado, pero cuando entiendes eso, la vida se vuelve más fácil.

Así que empecemos primero con las diferentes áreas de desarrollo que los niños tienen, según la biblioteca de medicina de EEUU, y cómo podemos activar cada una de ellas con nuestras actividades.

Desarrollo de motor grueso:

  1. Aumentar su habilidad para correr, saltar, hacer los primeros lanzamientos y patear
  2. Atrapar una pelota que rebota
  3. Pedalear un triciclo (3 años); ser capaz de manejarlo bien a los 4 años
  4. Saltar en un pie (4 años) y posteriormente hacer equilibrio sobre un solo pie durante hasta 5 segundos
  5. Caminar apoyando desde el talón hasta los dedos (5 años)

Desarrollo de motor fino:

  • A los 3 años: Dibujar un círculo, Dibujar una persona de palitos (3 partes), utilizar tijeras de punta chata para niños y vestirse solo (con supervisión) 
  • A los 4 años: Dibujar un cuadrado, usar tijeras y cortar en línea recta, ponerse la ropa correctamente y utilizar cuchara y tenedor al comer
  • A los 4 años: Untar con un cuchillo y dibujar un triángulo

Lenguaje:

  • A los 3 años: Usa pronombres y preposiciones bien, usa oraciones de 3 palabras y palabras en plural
  • A los 4 años: Entiende relaciones de tamaño, sigue órdenes de 3 pasos, cuenta hasta 4, nombra 4 colores y entiende rimas y juegos de palabras
  • A los 5 años: Comprensión básica del tiempo, cuenta hasta 10, conoce el número de teléfono y responde preguntas de «por qué».

Recuerda que también en esta etapa se desarrollan habilidades sociales y tenemos que reforzar las medidas de seguridad, como el no bajarse de la banqueta, voltear a los dos lados para cruzar la calle y ¡lo más importante! no irse con personas desconocidas.

Así que iniciemos:

1. Pintar con los dedos

¡Perfecto para los más pequeños!

Para esto necesitarás pintura acrílica, agua, una hoja y, preferentemente, una esponja. Claro que también un espacio en el que no te preocupes porque manchen.

A la esponja ponle un poco de agua y pintura acrílica. Con esto los niños podrán apachurrar su dedo ahí y empezar a dibujar en una hoja blanca. ¡Ahora déjalo que vuele su imaginación!

2. Pintar con sellos

Puedes hacer sellos de todas las figuras que se te ocurran con papa, cartón o esponjas. Sólo hace falta que pongas pintura en un plato y empieces a utilizar los sellos. ¡Seguro les encantarán!

3. Pintar con burbujas

Aprovecha esos envases de burbujas que seguramente ya no tienen jabón porque… pues… ¡a qué niño le duran las burbujas!

A estos envases les pondremos agua enjabonada (recuerda mucho jabón), colorante alimenticio, también necesitaremos un popote y una hoja de papel.

Ahora, ya que revolviste el agua enjabonada y el colorante alimenticio, vamos a meter el popote en este envase, lo sacamos y soplamos por el popote hacia una hoja de papel. Con esto se harán burbujas y la parte que toque la hoja se pintará del color.

4. Haz una «tabla ocupada»

Estas tablas ocupadas son una belleza, puedes ponerles todo lo que encuentres en la ferretería, para que ya sepa abrir todos los artefactos en tu casa (😒) o también puedes ponerle actividades en la tabla como amarrar un zapato, subir y bajar un cierre, amarrar cinturones, abotonar, hacer presiones, enrosque, etc.

Son muy buenas porque proveen a los niños de habilidades que realmente le van a servir y que los van a tener entretenidos por mucho tiempo.

5. Rompecabezas con palos de madera

Con abatelenguas o palos de madera planos puedes crear un rompecabezas: Juntas 4 horizontalmente y dibujas una persona, un animal o cosa, ¡recuerda colorearlo!. Ahora, cuando separes los abatelenguas ya no se verá el dibujo y el niño tendrá que juntar todos para poder reconstruir el dibujo.

6. Vestir a personas

Este juego podemos hacerlo de diferentes maneras: Puede ser el típico de imprimir o dibujar a la persona y las ropas, recortarlas y jugar a vestirlos, pero también lo puedes hacer con 3 cubos para formar la cabeza, el torso y las piernas. En cada uno de los lados del cubo dibujarás a diferentes personas: una mujer, un niño, un bombero, un policía, etc.

7. Papalote

¿Te acuerdas cuando construías de chiquito papalotes y los volabas? ¡Esa actividad todavía está padre!

Con ayuda de papel de china, dos palos largos de madera e hilo puedes hacer un hermoso papalote para volar en días de mucho viento. ¡Manos a la obra!

8. Masa de sal

¡La más famosa de todas las actividades divertidas para niños de preescolar!

Esta masa es facilísima de hacer, sólo necesitas: 1 taza de sal, 2 tazas de harina, 2 cucharadas de aceite y 1.5 tazas de agua.

Todos estos ingredientes los mezclas en un gran tazón y listo. Hay algunas personas que les gusta primero hervir el agua y disolver la sal para que no quede tan granulosa la masa. Si planeas guardarla durante mucho tiempo también te recomiendo que agregues un poco de vinagre y bicarbonato para evitar bacterias.

Esta masa puedes pintarla de cualquier color que quieras con colorante vegetal y ¡listo! a jugar. Lo mejor es que es completamente comestible, así que no te preocupes por que se la metan a la boca.

9. Clasificar

A los niños les puede ayudar muchísimo el clasificar cosas:

Pueden ser los objetos por colores, por figuras o por lo que se te ocurra, por ejemplo, animales de mar y de tierra. Esta actividad es muy divertida para ellos, dependiendo de qué sea lo que les interesa.

10. Dibujar con gis

Ir al parque o incluso a tu banqueta y poder dibujar en el piso le encanta a mi hijo. Hemos hecho muchos dibujos de distintos animales, números y el muy típico avioncito.

11. Juegos de mesa

Ves a esa pirruña que tienes como hijo y dices «¡Naaah! ¿Cómo esta pequeña criatura va a poder jugar dominó». Bueno, a mi también me sorprendió cuando Oscarín empezó a jugar con un dominó que traía a los personajes de Paw Patrol y ¡le entendía perfectamente al juego!

Algunos de los mejores juegos para los niños de esta edad son twister, memoria, dominó, rompecabezas, bingo y lotería. Claro que si los tienes en versión infantil ¡muchísimo mejor!

Recuerda que algunos juegos los puedes hacer tu misma: La lotería con figuras, el rompecabezas con la idea de los abatelenguas e incluso la memoria también puede aplicarse mostrándole una imagen y pidiéndole que recuerde todo lo que ve en ella.

12. El juego de los 5 sentidos

Este juego requiere un poco más de preparación, pero es casi seguro que tengas todo en la misma casa. El chiste es que hagas un circuito con 5 estaciones y en cada una de ellas pongas algo que vaya con el sentido que queremos exaltar:

  • plumas, lijas, estropajos, plástico de burbujas, plastilina o slime en la estación de tacto
  • Videos, pinturas o imágenes en la estación de vista
  • Música, voces y sonidos en el oído
  • Perfumes, aceites o comidas con olores que le gusten al niño en el olfato
  • Comida, dulces, limón, etc. en la estación de gusto.

Nota graciosa: Si te tapas la nariz y comes una morita (de las de dulce) no vas a encontrarle el gusto ¡hasta que te destapes la nariz!

Otra manera de llevar a cabo esto es picando frutas en trocitos y colocándolas en platitos diferentes. Ahora le pedimos a tú peque que las vea y las identifique. Una vez que lo haga, ponle una venda sobre los ojos. Aquí viene lo divertido, para confundirlo cambia las frutas de lugar. A partir de aquí comienza lo bueno, pídele que toque, huela y pruebe cada fruta hasta que descubra de cuales se tratan.

13. La pizarra mojada

Esta es una de las actividades divertidas para niños de preescolar preferidas por mamás y maestras por igual. Porque además de jugar, tu pequeño irá aprendiendo a hacer las letras.

Busca una pizarra para escribir con tiza (o también se puede con el pintarrón) y haz figuras y letras sobre la superficie con la tiza. Ahora con un algodón mojado, pídele que borre lo que escribiste con la tiza. Claro que tiene que seguir el camino de las letras y figuras, verás como así aprende a escribir, borrando.

14. Inventa un cuento

Este juego puede ser muy divertido, dependiendo de la imaginación tuya y de tu hijo. Encuentren objetos interesantes en la casa y rétense el uno al otro a hacer cuentos a partir de estos objetos.

15. Reproducir patrones

Este ejercicio es muy interesante y te mostrará como tu peque ya es ¡mucho más grande de lo que piensas!

El juego se trata de recortar figuras de colores de una hoja (o colorearlas). Después de eso, vamos a hacer fichas con diferentes patrones: circulo rojo, triángulo azul y trapecio negro.

Tu hijo tendrá que poner la ficha y con las figuras, armar la secuencia. Si tienes un poquito más de paciencia, puedes hacerlo con figuras de animales, objetos de la casa, etc.

Imprimibles para actividades divertidas para niños de preescolar

En los siguientes links podrás encontrar una gran cantidad de imprimibles para distintas actividades divertidas para niños de preescolar con tus hijos, por si las actividades que te dejé arriba son demasiado elaboradas para ti. ¡No te juzgo! A veces las mamás sólo queremos entretenerlos para poder descansar.

Espero que estas actividades divertidas para niños de preescolar te sean de muuchísimo provecho, en especial en esta cuarentena y las próximas vacaciones que ya también están a la vuelta de la esquina.

¿Te gustó? ¡Déjame un comentario y comparte con alguien que crees que le puede interesar! 🙂

2 comentarios en «15 Actividades divertidas para niños de preescolar»

Deja un comentario