7 enseñanzas de María Montessori que te harán ser mejor madre

Nadie nos da una guía de cómo ser madre, eso ya lo sabemos. Así que toca crecer y aprender de donde podamos para lograr ser mejores madres y padres cada día. Así que aprendamos de una de las grandes mujeres en la enseñanza para niños: María Montessori.

María Montessori creó el método Montessori, el cual últimamente se ha hecho muy famoso y muy caro alrededor del mundo. Y es obvio, ya que trae algunos excelentes resultados.

1. Los niños aprenden descubriendo

Los niños antes de los 6 años aprenden mejor tocando, experimentando y descubriendo. Por eso es que debemos dejar que se ensucien, jueguen con tierra, con agua, se caigan, corran, etc. Ya sabes el dicho «nadie experimenta en cabeza ajena».

Apoyando esto, trata de que el entorno en el que se encuentre esté fuera de peligros y con juguetes que estén adecuados a la edad que tienen y que le enseñen algo. Esto facilita que pueda utilizar el juguete que quiera o hacer lo que quiera en ese espacio sin temor a que se lastime.

2. Los niños aprenden con el ejemplo

La frase: «Las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra» es la mejor para esto. Si criticas a tu hijo, pronto escucharás que juzga a las demás personas. En cambio, si le muestras amor y se siente seguro en su entorno, empezará a mostrar ese amor al mundo y a tratar a las demás personas bien. En general, ¡ofrécele lo mejor de ti misma!

Recuerda la mítica frase de que los niños son como una esponja. ¡Lo absorben TODO!

3. Tu eres la guía de tu hijo, no su maestra

¿Qué hay de diferencia entre una mentora o guía y una maestra? La primera te anima a seguir, te hace preguntas y te guía a la respuesta correcta. La maestra (algunas, claro) sólo te dice la respuesta correcta y si no la entiendes a la primera te hace cara de aburrimiento y te dice «¡¿cómo que no entendiste?! ¡Si ya te lo expliqué!».

Esa paciencia (hiper-súper-paciencia) le ayudará a tu hijo a saber que no hay pregunta o problema en la cual no te pueda pedir ayuda. Claro que es difícil, pero mientras más exploto contra mi hijo, más me doy cuenta de que no es precisamente por lo que el hace, si no por cómo yo me siento en ese momento.

4. No hables mal de tu hijo nunca

Ni cuando está presente, ni cuando no está presente. ¿No recuerdas algunas de las cosas que te dijo tu papá o tu mamá y te marcaron? ¿A poco no pensaste que así eras y no había forma de cambiarlo?

Frases como «es que es un relajo», «nunca recoge sus cosas», «es muy desobediente», «ya lo puse a dieta y a hacer ejercicio», «es que siempre está sucio», etc. Son frases que internalizamos desde chiquitos y pensamos que son verdad porque si me lo dicen tantas veces, ¡significa que es verdad!

5. Siempre concéntrate en las cosas buenas

La pregunta del millón: ¿Conviene más esforzarte en ser mejor en las cosas en las que no lo eres o potenciando los dones que ya tienes?

Esta es una pregunta que le hicimos a una cazadora de talentos cuando estábamos en la universidad y aunque, obviamente debes de tener un nivel básico en ciertas cosas, siempre es mejor pasar tu tiempo potenciando las habilidades y dones que ya tienes.

¿Tu hijo no es bueno en matemáticas? ¡No lo hagas sentir mal por eso! Al contrario, obsérvalo y determina en qué es bueno. Recuerda que los seres humanos tenemos 8 tipos de inteligencias:

  1. Lingüística: Habilidad para dominar el lenguaje, las palabras, los sonidos y el significado de ellas. Un ejemplo son los intérpretes, poetas y escritores.
  2. Lógico-matemática: La de siempre y por la que eres súper apreciado en la escuela. «¡A mi hijo le encantan las matemáticas!» Es siempre motivo de orgullo en michas madres, pero es sólo el tipo de inteligencia mayormente aceptada y valorada en la escuela tradicional. Es cuando tienes habilidad para resolver problemas de una manera deductiva y lógica.
  3. Espacial: habilidad para ver el mundo y objetos desde diferentes perspectivas y también para manipular estos objetos y poder resolver problemas. Las personas son muy buenas haciendo rompecabezas o dibujando y los mejores ejemplos son los arquitectos, pintores, escultores, pilotos, fotógrafos, diseñadores gráficos y en 3D.
  4. Musical: Capacidad para crear piezas musicales o «tienen buen oído». les permite tocar instrumentos, leer y componer piezas musicales fácilmente.
  5. Corporal y cinestésica: Habilidad para controlar su cuerpo y coordinarlo. Algunos ejemplos de profesiones pueden ser bailarines, actores y deportistas.
  6. Intrapersonal: Gran capacidad para entenderse a sí mismos y reflexionar sobre eso. Algunas profesiones pueden ser psicólogos y filósofos.
  7. Interpersonal: Capacidad para entender, empatizar y comunicarse con los demás, es decir, poder leer a los demás. Esta habilidad está bien reflejada en los políticos y profesores, pero también este tipo de inteligencia que normalmente es «el o la popular de la escuela», puede terminar en un buen trabajo o negocio por las conexiones.
  8. Naturalista: Capacidad de tener un pensamiento científico, observar patrones y utilizarlos productivamente. Por ejemplo campesinos, agrónomos, etc.

Todos los niños son inteligentes, nada más hay que aprender de qué manera. Recuerda esta frase:

«Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil»

– Dicen que pertenece a Einstein, pero no se sabe a ciencia cierta

Ojo, claro que en este caso, tu hijo debería aprender a trepar árboles, aunque sea mejor nadando, ¿me explico?. El hecho de que sea lógico no quiere decir que no aprenda a cuidar a la naturaleza o ser empático con las demás personas. Sólo quiere decir que explotemos el don que el o ella tienen.

6. Muestra respeto por tu hijo

No los escuchamos, les decimos que nos esperen, que no tienen hambre, creemos que no pueden aprender algo por si solos, incluso hablan y no les creemos completamente.

Por eso, María Montessori dice que debes de tratar a tu hijo o hija como un adulto, puedes dejarlo tomar decisiones siempre dentro de un ambiente controlado.

¿Qué pasa cuando le tienes un pequeño armario con 2-3 cambios de ropa y le dices que se cambie? Va a tomar una decisión, con base en lo que quiere, y eso le ayudará a fomentar su independencia.

Supongamos que tienes pollo, brócoli y arroz. ¿Qué pasa si lo dejas elegir qué es lo que quiere y que se lo sirva en su plato? Así fomentamos el que se lo coma solo, pruebe otras cosas y que tenga una poca independencia.

7. Aprovecha su «periodo sensible»

En este momento puedes aprovechar para mostrarle y potenciar su aprendizaje en cierto aspecto. Un periodo sensible es cuando el niño o la niña tienen el interés y la capacidad de hacer algo.

Esto es básico cuando ya van a dejar el pañal: Si aprovechas el momento en el que tiene interés de sentarse en la taza, bajarse los calzones, quitarse el pañal, bajarle al baño o te pregunta qué haces tu ahí, ese es el momento perfecto para enseñarle a dejar el pañal y empezar a hacer del baño en el baño.

Aprovechar sus periodos sensibles para comer solo, bañarse, vestirse, etc. te ahorrará muchísimo esfuerzo y tranquilidad mental al quererle enseñar algo a tu hijo o hija.

Estos puntos verás que te harán reflexionar muchísimo respecto a la educación que le das a tu bebé y cómo puedes mejorarla.

85 comentarios en «7 enseñanzas de María Montessori que te harán ser mejor madre»

  1. Excelentes consejos muchas gracias, aunque no haya un libro que nos enseñe a ser madres es importante reconocer que personas como usted que se dedican a esto pues si nos ayuda bastante… bendiciones!

    Responder
    • Mil gracias.. tengo que poner en práctica todo .. estoy mal con mis bebés .. me quejo por qué son muy hiperactivos nunca están quietos y me estreso demasiado .. les gritó demasiado y los estos haciendo rebeldes… gracias por los consejos …

      Responder
  2. Excelente comentario me encanto y nos va a servir muchísimo esta guía para ayudarnos con mis hijas ahora ya sabemos que mejorar como padres se lo agradecemos.

    Responder
  3. Muy buena información para criar y educar a nuestros hijos,ya que avece nos equivocamos con ellos por falta de información.
    Gracias por exelente material Dios las bendiga

    Responder
  4. Holaa , buenas noches gracias la verdad esta muy bien , por qué creo que nos hacen mucha falta para la mamá primerizas y poder guiar a nuestros hijos , creo que nosotros somos su base y si nosotros estamos bien ellos son mejores personas

    Responder
  5. Gracias por los consejos, tengo dos hijos, una niña de 6 y un niño de 2. Mi pregunta es si el método Montessori también lo puedo aplicar con un niño con TEA?. Gracias.

    Responder
    • Según lo poco que leí sobre esto, Montessori es uno de los métodos «comunes» mejor adaptados para niños con Trastornos del Espectro Autista 🙂

      Responder
  6. Excelentes enseñanzas, ojalá hubiera leído más de esto cuando tuve mi primer hijo hace 9 años, a los 6 fue diagnosticado con TDAH pero desde más chico note que era más inquieto de lo normal, no supe manejar la situación me deje llevar de muchas personas unos decían le hace falta mano dura otras eres demasiado mano dura entonces mi inseguridad de si hacia las cosas bien me llevaron a cometer errores en la crianza de mi niño, hoy solo le pido a Dios que me ayude en este proceso nada fácil de manejar, sobre todo cambiar el chic 3n la forma de atender las necesidades emocionales de mi niño.

    Responder
    • ¡No te azotes! Estoy segura que hiciste lo mejor que pudiste, con los conocimientos que tenías. Ahora tienes otros conocimientos y no todo está perdido. De aquí en adelante, lee más y trata de entender mejor a tu hijo, en especial en cuanto a tus sentimientos. Con esto te darás cuenta de no todo está perdido y podrás darle una mejor vida a tu hijo de aquí en adelante. ¡Ánimo!

      Responder
  7. Gracias por un texto tan entendible para todas las mamás que aveces más que disfrutarnos la maternidad pareciera un reto constante! Muchas gracias de verdad! Y siempre leo sobre Montessori pero en el ámbito educativo. 😊

    Responder
    • ¡Muchas gracias por tus comentarios Karina! Definitivamente la maternidad es súper retadora, un desmami completo! Pero qué bueno que sigues aprendiendo 🙂

      Responder
  8. Muchas gracias por el tema, es excelente, siempre leo sobre crianza, y claro no aplico todo, siempre voy de a poco, una guía maravillosa

    Responder
    • ¡Hola Cheryl! El periodo sensible es cuando el niño o niña tiene interés en algo. Por ejemplo, si tiene interés en el baño, en entrar contigo y ver como funciona la taza del baño, puede ser que ya esté list@ para ir al baño. Así con los diferentes conocimientos.

      Responder
  9. Gracias por tu artículo espero me sea de gran ayuda para mi niño de 11 años se que en donde están mis errores mil bendiciones

    Responder
  10. Muchas gracias, son muy útiles estos consejos, lo único que no me parece nada bien es que fescribas a la maestras como seres que están ahí para descalificar los logros de los niños, ya que soy maestra y procuro motivar siempre a los alumnos a lograr sus propios aprendizajes, les doy la oportunidad de escojer el meterial con el que quieran trabajar, les hago preguntas para que piensen en posibles soluciones, etc… Lo sentí un poco ofensivo, aún que estoy consciente de que muchas de las ideas que pongo en práctica si vienen de Montessori… Y como mamá es mucho más complicado, ya que mi hija no le gusta hacer cosas por si misma, con esta cuarentena ya no se quiere quedar sola armando un rompecabezas, ya no me quiere ayudar a vestirse sola… Ya no quiere nada… Continuaré motivandola, pero si es más difícil de lo que parece

    Responder
    • ¡Hola Gaby! Gracias por tu comentario, entiendo lo que dices y ya le cambie a «algunas maestras». Entiendo que todas tuvimos mínimo una maestra mala y una maestra buena y eso es lo que quise dar a entender. En fin, me da gusto que te vayan gustando las enseñanzas.

      Responder
  11. Me parece muy bueno me gusto. solo faltaría que muchas mamas del mundo comprendieran lo importante que es par los niños y su desarrollo

    Responder
  12. Me encanto !
    Muy buenas recomendaciones, me parece super importante conocer a nuestros hijos y encontrar en que son buenos para impulsarlos. Que algunos llegamos a adultos con dudas sobre cuáles son nuestras aptitudes
    Así como darles el respeto que merecen, les dará mucha fortaleza cuando sean mayores

    Responder
  13. Gracias¡ un buen articulo sobre la crianza de los hijos. Soy abuela y continuamente busco informacion acerca del desarrollo de los niños y niñas.Luego le trasmito a mi hija, sobre lo que he leido.

    Responder
  14. gracias por el articulo… muy bueno pero tengo problemas me enojo demasiado y termino gritando a mi hija se q la hago sentir mal… algo 1 me recomiendes por favor no se como controlar mi enojo

    Responder
    • ¡Hola Susi! Yo era igual y no es fácil cambiar.
      Mi mejor consejo es que te enamores de la niñez de tu hija y te pongas en su lugar. Que sepas que ellos hacen lo mejor que pueden y no lo hacen por enojarte.
      Después date cuenta que tu reacción depende de tu estado de ánimo, no de lo que hace tu hija: Un día puede tirar agua, pero tu no te enojas y hasta a ayudas a limpiar. Otro día tira el agua y das el grito en el cielo. ¡La reacción es culpa tuya, no de lo que hace tu hija!
      Y ya por último, paso a paso, antes de gritar cálmate. Unos días son buenos, otros no tanto, pero ahí vamos 🙂

      Responder
  15. Excelente artículo, lástima que no he puesto mucho de tus consejos en práctica, soy muy de mal genio, trato de comportarme, pero exploto con facilidad. Pero desde ya empezeré a seguir tus enseñanzas. Muchas gracias

    Responder
  16. Disculpe mi hijo tiene 6años y tiene miedo ir a cualquier lado sin mi cuando lo llevo a alguna clase siempre entra en llanto y se desespera y pregunta si lo dejaremosmos nose como hacer para que ya no tenga miedo

    Responder
    • Hola Jessenia! ¿Haz platicado con él para saber por qué tiene miedo? Mi hijo todavía es un poco así pero con el tiempo he aprendido a explicarle muy bien qué es lo que va a suceder y no mentirle.
      A veces le decimos que lo dejaremos con los abuelos o simplemente nos vamos y, a pesar de que parece que la pasó bien, después empiezan a salir frases en las que entiendes que sufrió por no saber exactamente cuándo regresábamos.
      Se clara sobre a dónde lo llevarás, con quién, qué hará y a qué hr vas a pasar a buscarlo. Cúmplelo siempre y verás que poco a poco empezará a tener confianza.
      Por otro lado, no lo obligues si no tienes la necesidad. ¿Para qué hacer sufrir a tu hijo por ir a una clase? El poco a poco irá queriendo ir.

      Responder
  17. Hola muchas gracias, por la información no lo sabia.
    Pero yo a veces me irritó con facilidad lo que pasa que mi pequeña es muy inteligente pero como tiene sus hermanas gemelas aveces en lugar de ir para adelante siento que retrocede por qué mi pequeña quiere ser igual un bebé cómo la gemelas y eso me agota. O no encuentro la manera de decirle que ya está grande. Ella tiene 4 años y las gemelas 1año 3meses
    Si me pudieras aconsejar.. mil gracias

    Responder
    • ¡Hola Cleme! A mi lo que me ha funcionado es enseñarle las ventajas de ser mayor. Por ejemplo, a los bebés se les da en la boca, pero no se les deja ver la tv o no pueden elegir lo que quieren ver, no pueden comer dulces, no pueden jugar con la bicicleta, etc.
      No sé si es lo mejor, apenas entraré en ese mundo, pero explicarle muy bien la situación puede ayudar 🙂

      Responder

Deja un comentario