¿Cómo dar a luz rápido? Los 16 secretos que me hicieron dar a luz en 3 horas

Cuando se acercaba el parto de mi segunda hija, estaba muy preocupada por hacer el parto lo más fácil posible y una de las cosas que quería era que fuera un parto rápido. Así mismo, por mi experiencia con mi primer hijo, decidí tener un parto en casa en México.

Al final qué bueno que decidí tener un parto en casa porque si no no hubiera alcanzado a llegar al hospital. A las 4 de la mañana inicié con el trabajo de parto y a las 7:00am estaba recibiendo a mi hija en este plano, como dice mi partera.

Tuve sólo 3 horas de trabajo de parto activo por lo que te platicaré algunas cosas que hice para parir más rápido.

Ojo, normalmente hay 3 razones por las que quieres tener un parto rápido:

  1. Te acercas a las 40 semanas y tu ginecolog@ te está amenazando con cesárea o inducción al parto y/o tu ya no aguantas y quieres que salga.
  2. Ya iniciaste trabajo de parto y es súper doloroso.

Por lo que te daré consejos específicos para cada una de esas situaciones:

Cuando te acercas a tu fecha probable de parto:

1. Cambia de ginecolog@

Entiendo que este es un consejo que muy pocas podrán llevar a cabo pero en mi experiencia, tu gine es lo peor o lo mejor en este momento. Si te está metiendo miedo y no te está dando razones reales para una cesárea o una inducción, lo mejor sería que cambies de gine.

No todos los gines tienen experiencia con una embarazada de más de 40 semanas ni tampoco experiencia con partos naturales. En mi caso, falté a mi última cita con el gine a las 40 semanas con 3 días porque tenía miedo de ya no salir y que me hiciera cesárea (porque me lo mencionó una semana antes). Al final tuve mi gran parto en casa a las 40 semanas y 6 días, pero claro que faltar a una cita medica NO es algo que le recomendaría a alguien.

Cuando estás pariendo o por parir estás en la etapa más vulnerable de tu vida, lo que menos quieres es estarte defendiendo de tu propio gine, así que no puedo recomendarte más que tu gine quiera y tenga experiencia en lo que TU quieres y si no se puede te de razones reales para que no sea así.

2. Caminar

Hacer ejercicio es súper importante antes de entrar en trabajo de parto, esto te ayudará a estar en condición y ayudará también a que tu parto se más rápido. En mi caso todos los días caminaba en la mañana y en la tarde con mi otro hijo. Puedes hacer otros ejercicios, pero caminar es el más fácil y menos riesgoso.

3. Mantener relaciones sexuales 🥇

Esta es la mejor manera de inducir al parto de manera natural. Cuando quieres que ya inicie tu trabajo de parto o dilatar más rápido, mantener relaciones sexuales es una de las mejores maneras. No te preocupes por la seguridad de tu bebé y siempre hazlo de la manera en la que te sientas cómoda.

En caso de que ya hayas comenzado el trabajo de parto, hay que consultarlo con tu ginecolog@, pero se recomienda hasta antes de que se rompa la bolsa.

4. Subir tus niveles de oxitocina

He escuchado que los bebés quieren nacer cuando la mamá está tranquila, ya que eso significa que el exterior es seguro para que ellos salgan. Mi segunda bebé nació en pandemia casi en la semana 41 y mi partera me contó que muchos de los bebés que ella ayudaba a llegar a este plano en la pandemia llegaban pasadas las 40 semanas, es decir, no querían salir.

Dicho esto, lo mejor es que estés relajada, tranquila, haciendo cosas que te gusten y comiendo cosas que te gusten también. Abrazando mucho a tus seres queridos, besándolos, etc. También puedes elevar tus niveles de oxitocina de otras maneras como comiendo chocolate, estimulando los pezones y riéndote mucho.

5. Comer 6 dátiles al día desde la 36va semana

Come 6 dátiles al día desde la semana 36. Este es un súper tip científicamente probado que te quiero compartir.

En mi caso, cada que me comía los dátiles me mareaba por la cantidad de azúcar que tienen (para endulzar postres y licuados son perfectos), ya que yo casi no como azúcar. Así que decidí no comérmelos, pero si a ti te hace bien, es una excelente opción.

Nota: El te de hoja de frambuesa también es comúnmente recomendado para tener un parto más rápido, sin embargo, no encontré estudios que apoyen la idea. Sin embargo, encontré estudios que apoyan la idea de que este te ayuda a tener un parto con menos intervenciones médicas y otro que dicen que provocan más cesáreas. En general hablan de que esta hierba ayuda a fortalecer el útero, sí que ya tú, tu gine y tu partera decidirán si es algo que quieres probar.

Si ya estás en el momento del parto y quieres dilatar rápido:

1. Caminar, tener relaciones sexuales y subir niveles de oxitocina

Estas mismas recomendaciones aplican para este momento también.

2. Tómate un baño caliente

Lo mejor que puedes hacer es meterte a una tina con agua caliente sin embargo sé que no todos tenemos las instalaciones o el tiempo para hacerlo, así que la segunda mejor opción es meterte a bañar con agua caliente y quedarte un rato abajo del agua. Esto yo lo apliqué antes de irme al hospital en mi primer parto y llegué con 7 de dilatación, súper recomendado.

3. Pídele a tu pareja que te masajee

En el curso de psicoprofilaxis te enseñan muchas posiciones en las que tu pareja te puede masajear para que te relajes, controles el dolor y produzcas oxitocina. Unas de las que más me servían a mi es en los hombros o en la espalda baja.

4. Muévete

Así como caminar, moverte de cualquier manera te ayuda de gran manera a reducir el dolor o mínimo te súper distraen jaja. Algunas ideas son subir y bajar escaleras, bailar suavemente moviendo las caderas y hacer sentadillas.

5. Posturas que te pueden ayudar a controlar el dolor:

  1. Siéntate en la pelota de yoga y muévete hacia adelante y hacia atrás, haciendo un círculo y un infinito
  2. Híncate y apoya tus brazos en la pelota de yoga y haz los mismos movimientos
  3. Acostada del lado izquierdo con una almohada entre las piernas: Así me la pasé yo las 2 primeras horas de mi trabajo de parto que duró 3 horas, así que ¡confirmo que es una excelente postura!
  4. De rodillas en la cama «a cuatro patas»: Esta es una excelente posición para cuando no puedes dormir en la noche, yo la aplicaba casi todas las noches para que «se acomode el bebé» y puedas dormir. Para ayudar a dilatar, separa las rodillas lo más que puedas, junta los dedos gordos de los pies y muévete hacia adelante y hacia atrás. Esta posición y con la ayuda de tu esposo con un rebozo, aguantando la panza, es genial, eso si, sin que el mueva el rebozo, si no, duele horrible.
  5. Híncate y luego siéntate hacia atrás
  6. En cuclillas o «de rana»
  7. Sentada en una silla viendo el respaldo, super recomendable también durante el embarazo
  8. Apoyar las manos en la pared, hacer las pompis hacia atrás y mover las caderas
  9. Sentarte haciendo una mariposa, juntando las plantas de los pies

Actualmente existe la opción de que te pongan analgesia y puedes seguir con el libre movimiento, claro que eso depende de tu gine. Desgraciadamente la mayoría tienen experiencia con la anestesia/epidural/raquea y al ponerte esa ya no puedes tener libre movimiento, por esto es que tratan de retrasar la aplicación lo más posible.

Una de las mejores frases que escuché en el curso de psicoprofilaxis es:

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

Es el peor dolor que vivirás, pero también recuerda que es un herencia, todas las mujeres sabemos dar a luz.

¿Puedo hacer algo para dilatar rápido si ya me pusieron la epidural? 😱

Es más difícil, pero no imposible, te dejo algunas ideas:

  1. Uno de los mejores: ¡Sube tu nivel de oxitocina! Como te decía antes puedes hacerlo abrazando, besando, riéndote, recibiendo masajes, música agradable, olores ricos y estimulación de pezones.
  2. Gírate de un lado para el otro mientras estás acostada
  3. Siéntate en la cama e inclínate hacia adelante y hacia atrás
  4. Acostada de lado, sujeta la pierna de arriba y muévela hacia los lados y en círculos o pídele a tu pareja que lo haga
  5. Relaja y mueve tu pelvis, relaja también el suelo pélvico y respira hondo.
  6. Evita estar acostada boca arriba

Aquí ya te dí mil recomendaciones, pero la más importante es que confíes en ti, en tu cuerpo y en tu intuición. Tu sabes parir y sabes traer a tu hijo o hija al mundo.

No importa que no recuerdes nada de lo que escribí aquí pero si quiero que recuerdes una cosa: ¡Tú sabes cómo hacer esto! ¡Es tu cuerpo y tu eres experta en él! ¡Sabes cuándo es el momento y cuándo ya no! Confía en ti.

Deja un comentario