Método Montessori: 5 pasos para aplicarlo con tu hijo

Estás buscando la mejor enseñanza para tus hijos, ¿verdad? Entonces déjame platicarte del método Montessori, que de seguro ya lo has escuchado, porque las mamás Montessori somos como los veganos y crossfitters, nos ENCANTA hablar de ello.

Si no te suena, no te preocupes, mi plan es darte TODA la información que necesitas para tomar una decisión informada o mínimo plantarte la semilla. Esta es una metodología de enseñanza que se puede aplicar a bebés, niños, adolescentes e incluso jóvenes adultos. ¡Nunca dejamos de aprender!

1. ¿Qué es el método de enseñanza Montessori?

¿Has pensado alguna vez que tal vez el modelo educativo nos controla demasiado? Nos dice qué debemos estudiar, cómo, de qué forma, a qué hora y cada ser humano es muy diferente a otro y en algunas áreas puede sentirse un completo inútil. 

Por mi parte siempre fui mala en la química, incluso en universidad reprobé con 27 el examen y en el siguiente parcial estudie, estudié, hice todos los ejercicios de mi libro, le pedí asesorías a la maestra y al final… saqué 100. Y lo único que gané fue pasar la materia, porque sentí que todo mi esfuerzo no había valido para nada ya que en realidad no entendí NADA de lo que estudié. Nunca le vi una función práctica en la vida real, es más, me estresaba muchísimo cuando en los problemas hablaban del contexto, ¡era horrible!

Pero ¡AHHHHHH, Háblame de matemáticas! Ahí hasta yo le pongo el contexto y saco chistes.

Por eso me fue muy muy bien en la escuela tradicional. Pero ¿qué pasa si a alguien no le gustan las matemáticas? Como lo sabemos, se le considera MUY malo para la escuela a pesar de que sea un genio en a la escritura, en la música, en deportes, para baile o para relacionarse con los demás.

Por esto, María Montessori se dio cuenta de este tipo de características que llevan a las personas a elegir su profesión de manera diferente incluso aunque hayan estudiado en el mismo lugar. Nació en los años 1870 y fue quien, obviamente, creó este método y pensaba que cada quien necesita un tipo de educación a su ritmo, que le permita crecer y explorar el mundo por su cuenta.

2. Características del método de enseñanza Montessori

El método Montessori tiene muchísima teoría, peeeero para no hacerlo aburrido vamos a resumirlo:

  • Espacios de trabajo ordenados y controlados: Permite libertad de movimiento y diferentes experiencias para cada uno de los participantes, pero al mismo tiempo, lo que se coloca en el espacio es previamente autorizado por el adulto «a cargo».
  • Rangos de edades: Los diferentes materiales se dividen de acuerdo a tu edad: de 0 a 3 años, de 3-6, 6-12, 12-18 y 18-24.
  • Enseñanza personalizada: Dándole tiempo a cada persona de aprender a su ritmo y según sus intereses.
  • Los padres o profesores son guías: Su objetivo es ayudar a aprender por ellos solos, mientras desarrollan su creatividad, confianza y gustos.
  • No existen premios o castigos: Todo el material está diseñado para que el «estudiante» reconozca sus errores sy aprenda de ellos. En lugar de castigos hay consecuencias, siempre de acuerdo a la situación: Si no te lavas los dientes, te van a doler. Tampoco hay premios, si no que hay consecuencias, también: Si te lavas los dientes, vas a tener una sonrisa hermosa.

Facilísimo ¿no?

Darle la oportunidad a tu hij@ para que aprenda de sus errores, reconozca sus gustos y seguir sus instintos es algo adelantadísimo a su tiempo (y a este tiempo también).

3. 4 mitos del método Montessori

5 pasos para implementar el método Montessori

Como toda ideología que se presta a conocerla un poco y opinar, cuenta con algunos mitos importantes que hay que desechar:

1. El método Montessori NO crea genios

Solo es un método de enseñanza para ayudar a los niños a reconocer errores, aprender de ellos, elegir lo que les gusta, lo cual los hace más maduros y pensantes que la mayoría de los niños de la misma edad.

2. Los niños Montessori hacen lo que quieren

¡NO!

Los niños tienen mucha más libertad, pero también responsabilidad: Puedes elegir la actividad que quieres realizar, pero sólo en este ambiente previamente controlado por adultos, con tu guía y al iniciar y al finalizar tendrás ciertas reglas que debes de cumplir: Sólo hacer la actividad dentro del espacio correspondiente y recoger tu material antes de pasar a otra actividad.

3. No hay exámenes en el método Montessori

¿Crees que los exámenes son una prueba irrefutable de que el niño aprendió? ¡Claro que no! O ¿no te acuerdas de que todos estudiábamos mucho para los exámenes y después del examen no nos quedaba tanto grabado? ¡Claro! Sin contar que puedes copiar en el examen.

En el método Montessori se excluye el uso de exámenes ya que no dan garantía de que el niño lo aprenda, en cambio, sólo observamos su comportamiento y sabemos si aprendió o no la lección.

4. El método Montessori es costoso

La mayoría de las escuelas que aplica el método Montessori son «carítsimas de París», pero el método en sí no es nada costoso. De hecho creo que es más económico que los métodos actuales ya que, por ejemplo, para aplicarlo no necesitas una cama Montessori como las que puedes ver en Pinterest. Lo más fiel a la metodología sería ponerle a tu hij@ un colchón en el piso y que ahí duerma.

María Montessori pensaba que entre más sencillo sea el juguete, es decir, sin muchos colores, sin botones y que no sea eléctrico, se ajustaba más al método porque le permitía al niñ@ poder imaginar más con ese juguete.

4. 6 enseñanzas del método Montessori

1. Fomenta el aprendizaje personalizado

Bien lo dijo Albert Einstein:

“Si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, pensará que es un inútil toda su vida”.

Albert Einstein

¿Y si desde muy temprana edad pudieras descubrir si tu hij@ tendrá predisposición por el arte, por las matemáticas o por la literatura? Pondrías enfoque en lo que le gusta durante sus clases extracurriculares y posiblemente tendrá más claro que quiere en el futuro. ¡Podría ser feliz en su vida desarrollando sus habilidades y le ahorrarías muchas frustraciones!

2. No hay estándares

¿Crees todavía que sacar buenas calificaciones en la escuela es igual a que serás exitosa en la vida?

¡Por favor! Si todos sabemos que, normalmente, a los que no les va tan bien en la escuela es a los que les va mejor en la vida. Si no lo has pensado bien, te doy unos segundos.

¿Ya?

Claro que te ayudan a entrar a una buena universidad o a un trabajo decente, pero las personas son exitosas por muchas otras cosas que sus calificaciones en la escuela.

Ahora, ¿en qué te ayuda a un niño sentirse mal por reprobar o sacar mala calificación en una materia que no le gusta? ¿A poco tú siempre debes de ser buena en TODO? No, lo que te hace especial es en lo que eres excepcionalmente bueno.

3. El niño es el protagonista

Domingo 11pm y tu hij@ te dice que para mañana necesita una maqueta del sistema solar.

¿Desvelas a tu hijo o la haces tú? Esto no ayuda para nada a tu hijo, ¿por qué mejor no hacerlo de manera más divertida?

4. Es organizado

El ambiente ordenado al que llega el niño, se tiene que quedar así cuando se va. El o ella aprenderán donde van las cosas y que se usa el material y luego se regresa, para poder utilizar otro.

5. Es independiente

El método Montessori siempre apoya la autodeterminación y la libertad de elegir las actividades. Si obligamos a una persona a hacer algo inmediatamente será una experiencia negativa para él o ella. Permite que se interese por los juguetes, libros y con cualquier actividad que le ayude a expresarse.

También existe la materia de «vida práctica» en la cual aprenden a barrer, trapear, lavar trastes, lavar ropa pequeña, colgar la ropa, limpiar, llevar su plato al fregadero después de comer, hacer comida, etc. Lo cual los hace mucho más independientes que yo cuando salí de la universidad 😂.

6. Nunca dejar de aprender

¿Sabías que mientras menos aprendes más rápido se te va el tiempo? Por eso se nos pasa tan lento la escuela y tan rápido cuando nos graduamos. Aunque claro, eso no significa que no aprendemos después a vivir solos, criar un bebé o iniciar un negocio.

Este método te da las bases para que tu sigas aprendiendo por tu cuenta, explotando tú creatividad y siguiendo tus instintos. Todo esto crea un gusto por aprender que no se crea en el método tradicional porque pues… nos obligan a aprender y memorizar sin ni siquiera entender bien el tema, sólo para pasar el examen.

5. ¿Cómo aplicar el método de enseñanza Montessori?

¡De seguro ya quieres empezar a aplicarlo! ¿O no? Voy a tratar de explicarte lo más fácil posible:

Enseñanza del método Montessori en bebés

Increíble que los bebés puedan aprender con el método Montessori, ¿verdad? Para iniciar, debemos quitarnos la idea de que los bebés no pueden aprender de manera autónoma.

Los bebés aprenden de su entorno a medida que van creciendo: Reconocen a sus padres, reconocen sus biberones, juguetes, voces y señales. Aprovecha para enseñarle mucho con estos consejos:

  • Permítele que explore el ambiente siempre que no corra riesgo.
  • Compra o consigue juguetes sencillos y sensoriales: Preferentemente de madera, sin colores y que no sea electrónico. Si son sensoriales como que tengan diferentes texturas, hagan sonidos al estrujarlos, etc.
  • ¡No necesita una cuna! Normalmente al inicio el bebé duerme con los padres (¡¿quién se quiere levantar cada 3 horas a darle de comer en otro cuarto?!) y después, cuando ya está listo para la cuna, lo más adecuado es poner un colchón en el piso y dejarlo dormir ahí. Con esto, tu bebé tiene facilidad de subir, bajar y poder tomar una siesta cuando lo necesita.
  • Deja que explore todos los objetos que le llaman la atención, siempre que no constituyan riesgo
  • Fomenta su aprendizaje con música, comida, palabras, entre otros.
  • Utiliza móviles cerca de él cuando esté despierto
  • Utiliza un espacio en el que tenga un tapete y un espejo para que pueda realizar movimientos y se dé cuenta de ellos.

Enseñanza del método Montessori en niños

¡Empieza a propiciar sus intereses!

Esto es algo que creo que el método de homeschooling como el método Montessori tienen en común (¿o será que son lo mismo?): Identificar qué es lo que le gusta a tu niñ@ y meterl@ a clases, buscar compañeros con los mismos gustos, ver videos acerca de eso y comprar el material para hacerlo.

Esto aplica para cualquier actividad:

  • Quiere dibujar: Llévalo a clases, compra plumones, colores, pinceles, colores, etc.
  • Quiere hacer un robot: Empiecen a ver videos de YouTube, compren los materiales y empiecen a construirlos.
  • Quiere saber de los planetas: Vayan a la biblioteca y vean todos los libros posibles, cómprale un telescopio, llévalo a museos y al planetario.

¡Apóyalo cuando fracase! Recuerda que nunca hay derrotas o victorias, todas son enseñanzas. Incluso debemos permitir que se equivoque, sobre todo si él mismo se puede dar cuenta de su error.

Lo que buscamos es que los niños pongan manos a la obra, se sumerjan y se ensucien: El chiste es hacer del aprendizaje algo divertido y no como que todo lo que se aprende tiene que ser por medio de la lectura o repetición de las palabras.

Enseñanza del método Montessori en el hogar

¿Piensas que la enseñanza sólo debe provenir de la escuela? Como dice mi mamá: La educación se mama. O, más bonito, «las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra». Y cómo no, si los niños pasan la mayor parte del tiempo en los hogares.

  • ¿Dices groserías? ¿Saludas a todos tus vecinos? ¿Te gusta el brócoli? ¡A que tu hijo es igual que tú!
  • Si tu hijo es pequeño trata de que la casa sea a prueba de niños, para poder dejarlo andar con más libertad y recurre a bancos y escalerillas para que se pueda lavar las manos solo o ayudarte a picar las verduras.
  • ¡Deja la tv y mejor vayan al parque! La naturaleza es básica para despertar tus sentimientos e instintos y que obviamente se canse mucho.
  • Ponle un tenedor a su altura y unas pocas pinzas para la ropa, verás que le gustará mucho colgar los calcetines y sus calzoncitos.
  • Enséñale el tiempo por medio de un reloj con colores para indicar las actividades que debe de hacer a cada hora.
  • Deja que el mida y mezcle los ingredientes para los hotcakes o déjalo que pique las verduras para una ensalada, se sentirá mucho más motivado a comerla si él la hace

Enseñanza del método Montessori en la escuela

Si lo llevas a una escuela Montessori, ellos te enseñarán a ti, pero si no, te dejo algunas recomendaciones para que apliques el método Montessori:

  • Anímalo en las materias que le guste y ayúdalo a encontrarle la parte divertida a las que no. ¡Lo más importante no son las calificaciones!
  • Interésate verdaderamente en la vida de tu hijo, pero pregúntale cosas específicas: ¿Qué aprendiste hoy?, ¿cuál es tu materia favorita?, ¿qué comen tus compañeros en el recreo?, ¿qué hiciste hoy en el recreo?, ¿si tuvieras una varita mágica, a quién desaparecerías?. Así tu hijo podrá contarte mucho más (por cierto, ¡funciona también con tu esposo!)

En resumen debes aplicar todas las características del método Montessori en la escuela. Busca que sea independiente, interesado en sus materias, sociable y sobre todo que se sienta útil. ¡Verás cómo se será mucho más feliz!

2 comentarios en «Método Montessori: 5 pasos para aplicarlo con tu hijo»

  1. Me encanto el método, pero no creo que haya escuelas de ese tipo en donde vivo.
    Pero es bueno para aplicarlo en el hogar.
    Muchas gracias por la información tan claramente relatada.

    Responder

Deja un comentario