Lactancia Materna: 8 pasos para amamantar como experta

Cuando estás embarazada lo único que puedes pensar es en el momento el parto, cómo vas a tener a tu bebé y que todo de ahí en adelante va a ser lo mejor… hasta que toca la lactancia materna.

Una nunca sabe qué tan difícil es amamantar hasta que tu bebé está llorando por hambre tu tienes el pecho a reventar PERO la leche todavía no te ha bajado.

Déjame decirte que para mi la lactancia fue LO PEOR de tener a mi bebé. Pfff, primero no me bajaba la leche hasta 2 días después (y eso que lo tuve por parto), luego no se quería pegar a mi pecho y nos la pasábamos 1 hora entera el llorando y yo también.

¡Ya se pegó! Ahora tus pezones están agrietados y te duelen muchísimo.

¡Ya te pusiste cremita de esa que no le hace daño a tu bebé!

Y todo es felicidad, dolor de espalda, no poder hacer nada mientras amamantas y no dormir bien hasta que… ¡le crecen los dientes! Y por supuesto: te muerde.

Tampoco te asustes, claro que es hermoso irte a recostar a la cama a amamantarlo hasta que se duerma, viendo su carita lentamente durmiéndose mientras tu marido hace la cena (¡ajá!)

Y esto que te conté no es nada vs todo lo que te dicen sobre la lactancia materna exclusiva y cómo te juzgan si te atreves a darle biberón a tu bebé en público. ¡Ufff nooo!

¡Todo mundo tiene una opinión acerca de eso! Y se les queman las habas por venir y decírtela.

Pero es que ¡hay tantas cosas que te dicen y que no te dicen sobre la lactancia materna! Como mamá primeriza hubiera querido conocer lo que ahora te cuento, espero de corazón que te sirva mucho.

1. ¿Qué es la lactancia materna y cuáles son sus ventajas y desventajas?

La lactancia materna es la primera etapa de alimentación de tu bebé. Tu pecho es todo lo que tu bebé va a poder comer durante sus primeros 6 meses de vida, es decir, vas a ser su propia máquina lechera durante tooodo ese tiempo y no te vas a poder despegar de él o ella nunca jamás.

Ahora, quitando esa parte de pérdida de identidad (de la cual deberíamos de hablar más), la lactancia materna es la mejor manera de proteger a tu bebé de enfermedades. Según la OMS, la lactancia materna:

  • La lactancia materna exclusiva es la forma de alimentación óptima para los bebés. Después debe iniciar con alimentos complementarios, pero siguiendo la lactancia materna hasta los 2 años o más.
  • Aporta el 100% de energía y nutrientes que el bebé necesita en los primeros 6 meses de vida, la mitad o más durante su segundo semestre y un tercio durante el 2do año.
  • La leche materna fomenta el desarrollo sensorial y cognitivo
  • Protege de enfermedades infecciosas y crónicas
  • La lactancia materna exclusiva reduce la mortalidad del lactante por enfermedades frecuentes en la infancia (diarrea o neumonía) y ayuda a una recuperación más rápida de las enfermedades (Esto funciona en sociedades ricas y pobres)
  • Es oro líquido y ¡es gratis! Te estás ahorrando $6,380 pesos sólo en los primeros 6 meses, ya que los niños necesitan 22kg de fórmula.
  • La relación que generas con tu bebé en el amamantamiento es inigualable.
  • Los nutrientes de le lecha materna se absorben mejor que los nutrientes sintéticos, con ella se desarrolla el sistema inmunológico del bebé, protegiéndolo contra infecciones e incluso puede tener un efecto analgésico.

¿Cuáles son las ventajas de lactancia materna para las madres?

  • Según la OMS, es un método natural de anticoncepción (aunque no totalmente seguro) del 98% de efectividad en los primeros 6 meses
  • Reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario, diabetes tipo 2 y depresión postparto

¿Cuáles son los beneficios de la lactancia materna a largo plazo en los niños?

  • Menos tendencia a sufrir de sobrepeso, obesidad y diabetes tipo 2
  • Obtienen mejores resultados en pruebas de inteligencia

«Si todos los bebés fueran amamantados se salvarían 820,000 bebés, pero sólo el 40% de los recién nacidos tienen lactancia materna exclusiva»

OMS: 10 datos sobre la lactancia materna

La principal desventaja o problema es que es cansadísimo establecer y mantener la lactancia materna.

¿Por qué?

  • Empezando, el establecer la lactancia es difícil, ya que dependerá si te baja la leche, el tipo de tu pezón y la forma de agarre de tu bebé.
  • Ya establecida la lactancia, la libre demanda significa que el bebé no tendrá un horario para comer, lo cual puede terminar contigo en un baño en el supermercado, amamantando.
  • Encontrar posiciones para amamantar y que no te duela todo después.
  • La falta de cultura alrededor de la lactancia materna en la sociedad: No está bien visto amamantar en lugares públicos (también es difícil en el trabajo) y la falta de conocimiento acerca de la leche materna: «dale comida», «dale fórmula», «tu leche ya no le sirve», etc.

Física y mentalmente establecer y mantener la lactancia materna es agotador. Por eso es clave que tengas una red de apoyo, principalmente en tu pareja y la gente con la que te rodeas, para que puedas tener una lactancia materna exitosa.

2. Tipos de leche materna

Aunque eso sí, hay 3 diferentes tipos, según la UNICEF:

Leche de pretérmino

¡WOW! ¡Esto me fascinó! ¿Sabías que sólo las mujeres que dan a luz bebés prematuros producen este tipo de leche? Tiene una fórmula especial para que los bebés prematuros se terminen de desarrollar y puedan llegar al estado de un recién nacido.

Esta leche mucha proteína y menor cantidad de lactosa que la leche madura por los requerimientos de un bebé prematuro.

Eso sí, si tu bebé nace de menos de 1.5kg, la leche de pretérmino no alcanzará a cubrir su alimentación, por lo que tendrá que ser suplementada con calcio, fósforo y, a veces, proteínas. Para esto, lo ideal es hacerlo con «fortificados de leche materna», los cuales te los recomendará tu pediatra.

Calostro

Se produce durante los primeros 3 o 4 días después del parto. Es un líquido amarillento y espeso. En los 3 primeros días se producen de 2 a 20ml, lo cual es suficiente para tu recién nacido, ¡no dejes que te digan lo contrario!.

Los primeros días produces menos de 100ml, pero va aumentando después hasta que se nivela a 500-750ml a los 5 días.

El calostro es 2% grasa, 4% lactosa y 2% de proteína y tiene sólo 67kcal por cada 100ml. Contiene menos cantidades de lactosa, grasa y vitaminas hidrosolubles que la leche madura, mientras que contiene mayor cantidad de proteínas, vitaminas liposolubles (E, A, K), carotenos (el betacaroteno produce el color amarillo) y algunos minerales como sodio (por eso sabe salado) y zinc.

La gran concentración de proteínas protectoras y otras sustancias, en el calostro le proporcionan al recién nacido una súper buena protección contra los gérmenes del medio ambiente.

El calostro está ajustado a las necesidades específicas del recién nacido ya que ayuda a que digiera mejor, le ayuda a aprender a mamar, estimulan la maduración de sus sistemas.

Leche de transición

Se produce de los 4to al 15vo día. Entre el 4to y el 6to día se produce un aumento en la producción de leche (que se conoce como bajada de la leche) y sigue aumentando hasta 600-800 ml por día, entre los 8 a 15 días postparto. Eso sí, estos días varían mucho, así que no te estreses, pronto llegará el «bajón de leche».

Leche madura

La leche materna madura tiene muchísimos elementos: Varía entre mujeres, entre los dos pechos, entre la leche de la mañana y la noche y en las distintas etapas de la lactancia.

¡Aquí está la MAGIA de la leche materna! Estas variaciones son funcionales y dependen de las necesidades de tu bebé. Cuando destetas, la leche involucionarse y termina por una etapa en la que la leche es similar al calostro.

3. Periodos de lactancia

Amamantar a tu bebe es además un proceso cambiante, así que podemos definir 2 diferentes periodos:

1er periodo: Lactancia exclusiva de 0 a 6 meses

En este periodo la leche materna sera el único alimento. Como es a libre demanda, tu sabrás distinguir cuando tu bebé tiene hambre, lo que en promedio puede ser entre 8-12 tomas al día. O 6 tomas de 3 horas o como se le antoje a tu bebé. Recuerdo que yo duraba 1 hora amamantando, dormía 1 hora, se despertaba 1 hora y otra vez. Esto va a ser un caos así que mentalízate y ¡manos a la obra!

Las mujeres en promedio producen entre 700 y 900 ml por día. Si tienes que alimentar a más de 1 niño, ¡producirás la cantidad suficiente para cada uno de ellos!

2do periodo: + 6 meses

A partir de los 6 meses tu bebé empieza a comer otros alimentos, por lo que se puede recuperar un poco de estructura en tu lactancia, eso sí, de todos modos tendrás que amamantar 4 o 5 veces al día. Después del primer año la demanda de leche materna baja de forma progresiva, pero recuerda que la OMS recomienda destetar ¡hasta después de los 2 años!. En esta etapa se producen más a menos 500ml al día.

4. Tipos de pezones

Existen 3 tipos de pezones:

Con el pezón normal y el plano, no debe de existir ningún problema para amamantar, aparte de la normal curva de aprendizaje de posiciones para amamantar, técnica para mamar de tu bebé y comodidad.

En cuanto al pezón invertido, puedes tener algunos problemas, dependiendo de en qué estado se encuentren los conductos mamarios. ¡No te asustes! Normalmente con un buen agarre de tu bebé podrás empezar la lactancia materna sin problemas.

Lo que siempre es recomendable es tener una asesora de lactancia disponible. ¡Nadie nos enseña a amamantar!

5. Amamantar a un recién nacido: La técnica para amamantar

La OMS Recomienda iniciar la lactancia materna en la primera hora de nacido tu bebé. Claro que esto es complicado si tienes una cesárea, pero asegúrate de que tu pediatra y la clínica en donde vas a dar a luz sea prolactancia y que no te asusten diciéndote que «se le va a bajar el azúcar a tu bebé si no le damos biberón» (como me pasó a mi).

Este proceso es pesado. Así que prepárate: almohada, agua, snacks, tv o celular, ambiente tranquilo y posición cómoda.

No te quiero decir cuántas veces me pasó que mi bebé se agarraba de mi y yo, en posición incomodísima. Ni me quería mover por si lo despertaba o se soltaba. ¡Ánimo! Los primeros días son difíciles, pero mientras vaya creciendo tu bebé, vayas mejorando tus posturas y ¡cuando alcance el pecho cuando estás acostada! verás que será un momento muy especial.

A mi me funcionaba el agarrar tu pecho (cerca de la aureola) entre el dedo índice y medio y ofrecérselo a mi bebé. El agarre de tu bebé debe de ser hasta la aureola, no sólo el pezón. Lo más importante es que tu posición sea cómoda, así que concentrate en eso para que puedas disfrutarlo. Debes acercar el bebé a ti, no moverte tú para alcanzar al bebé.

6. Las preguntas más frecuentes sobre cómo alimentar a tu bebe

He tratado de resumir las dudas más frecuentes que creo que las mamis tenemos cuando comenzamos esta travesía: 

¿Por qué no quiere mi pecho?

Hay muchas razones por las cuales tu bebé no quiere tu pecho, pero se concentran en 4:

  1. Enfermedad, dolor o sedación
  2. Técnica de lactancia
  3. Cambios en la madre (menstruación, mastitis, trabajo, etc) o cambio en la rutina (separación de la madre, nuevas personas, etc.)
  4. Rechazo aparente: Cuando se distraen, «dicen que no con la cabeza» o, después del año, existe un destete espontáneo.

Si tienes este problema, te recomiendo muchísimo leer la página 87 en adelante de esta capacitación para la lactancia materna de la OMS. Aquí explican cómo identificar el problema y solucionarlo.

¿Cada cuánto y cuánto deben durar las tomas de leche?

La frecuencia y duración de cada toma ¡dependerá de tu bebé y cada niño es distinto! No te estreses, en especial los primeros 6 meses esto va a ser un DesMami.

¿Le puedo dar agua a mi bebé?

¡No! La OMS recomienda (haz click aquí para ver la fuente de la OMS) NO dar agua mientras el bebé esta en lactancia exclusiva (los primeros 6 meses) ya que la primera leche que consume el bebé al amamantar es 80% de agua, por lo que darle agua sola no le trae ningún beneficio y sólo los desnutre.

¿Puedo darle tés a mi bebé?

¡NOOOO! Está prohibido darle cualquier tipo de hierba a un bebé ya que se estómago no está preparado para digerirlo y pueden provocar la muerte.

¿Puedo guardar la leche?

Claro, y extraerla te permitirá alimentarlo sin que estés presente, recuerda que puede conservarse a temperatura ambiente pero que el tiempo que dure sin echarse a perder dependerá de la cantidad de calor que haga, por ejemplo en una temperatura ambiente entre 19 y 22º, puedes conservarla por 10 horas. Mientras que si la refrigeras puede durar hasta una semana y congelada hasta dos semanas.

Si tengo lactancia materna prolongada, ¿puedo provocarle caries a mi bebé?

No existe evidencia científica de que la leche materna produzca caries según la Asociación Española de Pediatría.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes de dar pecho?

Después de que lograste implementar la lactancia materna, es decir, conseguir un buen agarre de tu bebé, una buena posición y una «rutina» no todo está acabado, ya que pueden presentarse problemas como:

  • El amamantar nunca debe de doler, pero puedes sentir dolor de mamas por acumulación de leche. Su nombre científico es ingurgutación o, si se te inflaman, es mastitis. Los síntomas pueden ser parecidos a los de la gripe como fiebre, dolor de cabeza y malestar general.
  • Grietas en los pezones
  • ¡Mordidas! Ya cuando tienen dientitos

¿Puedo hacer ejercicio mientras amamanto?

¡Si! El ejercicio moderado puede incluso aumentar tu producción de leche y ayudarte a no caer en depresión postparto.

¿Puedo fumar y tomar?

¡No! La OMS no lo recomienda, ya que causan problemas en los lactantes, aletargamiento, problemas para dormir, problemas respiratorios y pueden reducir la cantidad de leche.

Amamantar y tomar café

Sí se transmite cafeína a través de glandulas mamarias y produce insomnio en bebé.

No es necesario dejarlo completamente si se consume con moderación una taza máximo dos por días y observando cualquier cambio en tu pequeño.

Después de los 2 años amamantar es malo

¡Sigue siendo benéfico! La leche no pierde propiedades, al contrario, cuenta con nutrientes superiores a la fórmula.

Amamantar y tomar medicamentos

Sí es cierto que varios medicamentos pasan a la leche aunque en pequeña cantidad.

No te preocupes siempre ya que las cajas de los medicamentos siempre tendran leyenda si esta contrindicada para embarazo y lactancia.

7. Los 17 errores más comunes en la lactancia materna

Todas estas respuestas están en la Asociación Española de Pediatría.

1. Los bebés deben alimentarse de ambos pechos cada vez

¡No! Los bebés deben terminar de alimentarse de un pecho y, cuando suelten uno, ofrecer el otro. Si no lo toman, a la siguiente toma ofrecer el lleno. Esto porque la leche tiene diferentes fases y lo primero que sale es en su mayoría agua y al final salen grasas y proteínas, lo que provoca que el bebé se llene.

2. Los bebés deben mamar diez minutos en cada toma, después sólo toman “aire”

¡No! Lo que llaman «aire» es en realidad lo que mejor los nutrirá, ya que, como mencioné en el punto pasado, lo primero en su mayoría es agua.

3. Los bebés deben alimentarse de un solo pecho en cada ocasión

Pueden alimentarse de sólo 1 o de los dos, dependiendo de si quieren o no.

4. Para que el niño “aguante” la noche, hay que darle un biberón

El darle biberón en la noche hará que te salga menos leche. Ni modo, las mamás nos tenemos que levantar en la noche a alimentar a nuestro hijo.

5. Un biberón es una “ayuda” para la madre y permite que los pechos se llenen mejor

¡No! Sólo provoca que vayas produciendo menos y menos leche materna cada vez.

6. No se puede dar de mamar a gemelos

Si, nuestro cuerpo es tan mágico que si das a luz a gemelos, puedes darles leche materna ¡a los dos! y generarás lo suficiente para los dos.

7. Darle a tu bebé chupones para que se calme

Esto es contrario a lo que tu bebé necesita. ¡Efectivamente! El mamar ofrece sensación de tranquilidad e incluso es un analgésico para tu bebé. No le des chupones mientras estés amamantando ya que se acostumbra a otro tipo de succión y puede provocar que te reduzca la producción de leche materna.

8. Los pechos pequeños no son buenos para dar de mamar

La mayoría de las mujeres tenemos el superpoder de alimentar a nuestro bebé y no importan para nada el tamaño de tus pechos.

9. Los pezones planos e invertidos impiden el amamantar

Como mencioné anteriormente. ¡NO!

10. Hay que lavar los pezones antes y después de dar de mamar

Tampoco es cierto.

11. Es normal que duela dar el pecho

Cómo es normal para nosotras el sufrir por todo. ¡No! El amamantar no debe de provocar dolor, ¡al contrario!

12. Si la madre toma medicación hay que suprimir la lactancia

Todos los doctores te darán medicamentos que no le harán daño a tu bebé. Tranquila.

13. Mi leche no es buena porque está “aguada”

¡No! Normalmente la primera leche que sale es en su mayoría agua, para poder hidratar a tu bebé, pero mientras más mame, tu bebé disfrutará de leche con más proteína y grasas que lo saciarán. Tu leche siempre es lo que tu bebé necesita.

14. Si el bebé llora o no “aguanta” las tres horas, la leche de la madre no es suficiente

Lactancia materna a libre demanda, es decir, cuando y cuánto tu bebé quiera. Tranquila, tu leche siempre es suficiente y, si no lo es, tu bebé se encargará de mamar más y tu pecho de producir más.

15. Los niños necesitan tomar agua o biberones de leche artificial o no recibirán líquidos suficientes

No, si tienes dudas, regresa a las preguntas frecuentes.

16. El chupete no interfiere con la lactancia y es el mejor consuelo

Contestado: Si interfiere.

17. Dar el pecho a los niños mayores de un año crea dependencia y es malcriarlo y su leche ya no alimenta

🙄 La OMS recomienda amamantar hasta pasados los 2 años.

8. El peso psicológico de la lactancia materna

Como lo mencioné arriba, para mí, la lactancia materna fue muy pesada. Claro que debo de contarte que en ese momento tuve depresión postparto y mis sentimientos, ánimo y mi yo en general estaba hecho un desastre.

Aunque claro, cuando eres madre primeriza (o no) es difícil no sentirte más que una máquina de producción de leche para tu bebé y no poder ser independiente porque te necesita todo el tiempo. Es pesado y quiero decirte que lo más importante es que no estás sola.

Uno de los mejores apoyos en México y en otros países, es la Liga de Leche. Haz click aquí para buscar a una asesora y grupos de apoyo.

También puedes poner «apoyo a la lactancia materna en ____ (tu ciudad)» o algo parecido en google para encontrarlos cerca de ti o, en su defecto, buscar grupos en Facebook de apoyo a la lactancia materna.

¡No estás sola!

7 comentarios en «Lactancia Materna: 8 pasos para amamantar como experta»

Deja un comentario