Pañales: 8 pasos para elegir los mejores para ti y tu bebé

Comprar pañales es lo peor que le puede pasar a nuestra economía, ya todos lo sabemos.

Pero aparte de eso, entender qué pañales comprar por primera vez, cuántos comprar y de qué etapa le aumenta un problema más a nuestra cabecita en las nubes después del parto.

Y aunque sea un artículo que encontrarás en todas las tiendas de autoservicio y supermercados, la cantidad de oferta es ABRUMADORA y te agota antes de tomar una decisión; así que en este post te traemos una guía para que sepas TODO sobre pañales, los tipos que hay y toda la información necesaria para que tu decisión sea la más inteligente.

1. Tipos de pañales

Lo primero que tienes que saber es que podemos dividir los pañales entre los desechables y reusables.

A partir de esa primera distinción comienza toda una aventura pues pueden clasificarse según el uso al que van destinado como los pañales entrenadores o los que sirven para la alberca, los pañales ecológicos que además de ser una tendencia reciente son también un reto. Así que te platicamos brevemente los que existen:

1.1. Pañales de tela y pañales ecológicos

¿Cuál es la diferencia entre pañales de tela y pañales ecológicos?

Que los de tela son los que hacían las abuelas y constaban de varios pedazos de tela que acomodabas, ponías un «calzón de hule» y amarrabas con seguros.

Los pañales ecológicos son la versión millenial de los pañales de tela, ya que aunque están hechos de tela, por la parte de afuera tienen una tela de poliuretano que es impermeable y no dejar pasar los líquidos y adentro tienen insertos de tela que absorbe toda la pipí.

¿Qué son los pañales ecológicos y cómo utilizarlos?

Ventajas de los pañales ecológicos

  • Algunas marcas prometen un uso de hasta 600 veces.
  • Elaborados con materiales biodegradables
  • Sin fragancia
  • Telas suaves
  • Lavables en lavadora
  • Duran los 2 años del bebé, ya que son ajustables a diferentes tamaños

Sin duda lo más destacable de este tipo de pañales es que son los más amables con la piel de tu bebé, pero de la misma manera son los que implican más trabajo ya que hay que lavarlos después de cada uso con detergente biodegradable y no hay que utilizar cloro ni suavizante.

1.2. Pañales desechables

Son los que encontramos hasta en la tienda de la esquina. Se utilizan una vez, están hechos de algodón que absorbe y retiene los líquidos y tienen infinitas opciones en cuanto colores, tamaños, ventajas, etc. Aparte de los de por etapas, también podemos observar los siguientes tipos de pañales desechables:

1.2.1. Pañales para recién nacido

Son los primeros pañales, de talla pequeña aunque en algunos casos se usan hasta los tres meses y suelen ser más suaves que el resto de los pañales desechables. Ayudan mucho en el caso de que el bebé sea prematuro.

Tip: Antes de tener a tu bebé puedes obtener muestras de casi todos los pañales que hay en el mercado, especialmente en las Expos de bebés y maternidad 😉 esto te ayudará para tocarlos, probarlos en el bebé y ver cuál es el que se le acomoda mejor.

1.2.2. Pañales para alberca

Parecen pañales de tela, pero se pueden introducir al agua sin hincharse. El truco es que la parte de afuera es impermeable y no deja pasar ni el agua de la alberca adentro, ni la pipí y posó afuera. Adentro son como de toalla y aprietan muy bien de la cintura y de las piernas para que todo se quede adentro.

¡Es importantísimo que los uses para que no dejes regalitos en la alberca!

Recuerda que un pañal normal desechable no sirve para meterse a la alberca porque absorben mucha agua y no van a retener nada porque ya todo el espacio es del agua y la cintura y las piernas no son lo suficientemente apretados.

En el caso de los pañales ecológicos, existen opciones de pañales especiales para meterse al agua, que es los que más recomendamos si te metes seguido.

¿Cuál es el mejor pañal para alberca?

Difícil, porque la PROFECO no tiene un listado oficial, así que lo siguiente que podemos hacer es fijarnos en las opiniones del lugar con más opiniones en el mundo: Amazon.

1.2.3. Pañales entrenadores 

¡Ya estás del otro lado! Aprovecha cuando tu bebé tiene signos de que puede dejar el pañal y empieza a enseñarlo.

Un pañal puede ser de gran utilidad en el proceso de que aprenda a ir al baño ya que están diseñados como ropita interior y permiten subirse o bajarse con facilidad por el mismo, pero siguen teniendo la misma absorción que un pañal normal por si hay algún accidente.

Eso sí, es un desmami para quitárselos por debajo cuando ya se hicieron popó, ya que no tienen cintas a los lados, y son muy caros.

Por otro lado, hay metodologías que recomiendan no usar este tipo de pañales y en cambio usar la ropa interior normal porque, le da la oportunidad a los bebés puedan entender lo que pasa si no alcanzan a ir al baño: Se mojan con su pipí. En mi caso, lo realicé así, no tuve que limpiar tanto y creo que aprendió rápido (2-3 semanas).

¡Pero claro que esto es una pesadilla para las madrees! estar limpie y limpie pipí de los sillones de la sala. Así que no te juzgo cualquiera de los caminos que decidas tomar 😉

¿Cuál es el mejor pañal entrenador?

Según PROFECO, en el 2009, cuando realizó la última prueba en «calzones entrenadores desechables» (puedes ver el video en YouTube aquí) el ganador fue Huggies Pull Ups. (haz click aquí para verlos en Amazon)

1.2.4. Pañales ecológicos desechables o pañales biodegradables

¡What! Así como lo oyes, estos pañales biodegradables prometen biodegradarse en la basura en un lapso de 5 años, aunque se ha encontrado que no se degradan completamente. El problema con los pañales desechables en general es que usan un polvo absorbente que dura 500 años en biodegradarse y muchos de los pañales ecológicos desechables lo tienen, pero en la publicidad no mencionan que el 90% del pañal se biodegrada en 5 años, pero el polvo 500 años.

De todos modos, creo que es una buena opción a considerar si te importa el medio ambiente, la reducción de ingredientes (como fragancias) y no quieres sufrir el lavar los pañales ecológicos, aunque eso sí, son mucho más caros que cualquiera de los demás.

2. ¿Cuales son las ventajas y desventajas de los pañales ecológicos y de los pañales desechables?

8 pasos para elegir los mejores pañales para tu bebé

Creo que todo se resume en 3 puntos:

  • Costo
  • Facilidad y calidad
  • Cuidado del medio ambiente

Porque vamos, a todos nos importa el dinero, ya en segundo punto creo que queda que no se escurra y que no le cause problemas y al final, el medio ambiente. Pero bueno, vamos hablando de estos puntos.

Costo

Los pañales ecológicos son una inversión, así que se calcula el costo de diferente manera: Si durante el primer año de vida usarás 3,000 pañales, que en promedio tienen un costo unitario de $3 pesos, hablamos entonces de $9,000 pesos en pañales en un año, que va a la basura… literalmente.

Por otro lado, el costo de un pañal ecológico normalmente es de $200 pesos, si lo ideal es que tengas al menos 15 o 20 pañales disponibles para alternar en su lavado, quiere decir que gastarás $3,000 pesos.

Contando el detergente (que debe de ser biodegradable: Roma, Blanca Nieves o Foca y cuesta $25 por un litro), el agua de la lavadora y la luz, supongamos que sale en $2,000 (y se me hace mucho). También puedes encontrar toallas de bambú que se las colocas entre el pañal y las pompis para cuando hagan popó, sólo tengas retirar la toallita de bambú y tirarla al inodoro (aunque eso no quita que tendrás que tallar un poco), estas cuestan como $80 el rollo que te alcanza para aproximadamente 1 mes, que serían $1,000 para un total de $6,000 al año. También te ahorras en cremas para rozaduras y talco porque ¡está prohibido ponerles!.

Esto te seguiría dejando un ahorro de $3,000 o un 33% a comparación de los pañales desechables EN EL PRIMER AÑO. Y aquí viene lo mejor: Un ahorro del 66% para tu segundo y tercer bebé (porque no creo que quieras tener un cuarto 😂).

Facilidad y calidad

Aquí viene el purrum, como dicen una amiga. Yo compré pañales ecológicos pero NUNCA pude hacer que funcionaran. Mi bebé se mojaba mucho. Obviamente creo que fue la marca, ya que ahorita la empresa cerró y ya no se vende.

Creo que en cuanto a facilidad de uso los desechables ganan, ya que puedes tirarlos donde sea (en un bote de basura, claro). En cambio, los ecológicos los tienes que lavar, secar, doblar y cuando limpias a tu bebé, guardarlos sucios.

En cuanto a la calidad de cada uno, creo que viene siendo más o menos igual:

  • Tienes que probar distintas marcas de pañales ecológicos y desechables para decidir cuál es la mejor para tu bebé.
  • Es un proceso aprender a ponerle bien los pañales a tu bebé, tanto en desechables como en ecológicos.

Los pañales ecológicos podrían reducir la dermatitis ya que no tienen todos los químicos y fragancias que tienen los desechables, pero al mantener más tiempo el contacto de la piel con lo mojado, puede crear otras enfermedades.

Los pañales ecológicos NO los aceptan en las guarderías del IMSS, si lo llevarás a una guardería privada, pregunta.

Cuidado del medio ambiente

Aunque parezca claro claro, no lo es.

Todos hablan acerca del estudio que se hizo en Inglaterra en el 2005 y que habla de pañales desechables y ecológicos que existieron entre el 2001 y el 2002 allá (link al estudio, en inglés) en el cual menciona que medioambientalmente hablando, no hay diferencias entre los dos, ya que el costo ambiental de los desechables a tirarlos y fabricarlos es el mismo al fabricar y lavar los pañales ecológicos.

La diferencia es que en los desechables, el problema está en cómo se producen y el gel absorbente de la pipí que es el que tarda en descomponerse 500 años. Y para los ecológicos el problema está en cómo se lavan: Recordemos que en Inglaterra no hay sol la mayoría del año, por lo que toman en cuenta la electricidad de la secadora.

Personalmente me parece que los ecológicos contaminan menos por una manera sencilla: Estoy acostumbrada a ver la contaminación ambiental como algo físico, si hay 7,000 pañales tirados vs 30 pañales ecológicos, ¿cuál contamina menos?

Conclusión

Yo compré pañales ecológicos y el primer mes ni pensé en ponérselos. Después de ese mes intenté usarlos y no logré colocarlos bien, así que desde mi experiencia puedo hacerte las siguientes recomendaciones que cuidarán tu dinero, el medio ambiente y TU SANIDAD:

  • Inicia las primeras dos semanas o un mes con pañales desechables.
  • Después compra sólo 1 pañal ecológico y pruébalo. Si no te convence, prueba con otras marcas.
  • Ya que sepas tu marca favorita compra todo el kit.
  • Disfruta de tu kit y de lavar los pañales ¡ya cuando te puedes mover!

3. ¿Cuáles son las mejores marcas de pañales desechables?

Empezando con que aquí TODO es relativo, te cuento que yo empece poniéndole Huggies Supreme a mi bebé. Todo bien, pero muy caros, así que cambié a comprar Suavelastics, ya que eran los más baratos en Sam’s (y sus toallitas húmedas todavía las seguimos usando). ¡Todo bien también!

Después de un tiempo mi mamá me regaló de nuevo Huggies Supreme porque eran los mejores y ¡que crees!, le causaron dermatitis a mi bebé. ¡Quéeee!

Así que tranquila. Los mejores pañales dependen de cada quién. Al final busca opciones baratas, que no se escurra, que mantenga secas las pompis de tu bebé, no le den alergia y ¡listo!

Pero lo prometido es deuda, así que te dejo un estudio de PROFECO del 2015 en el que califican todos los pañales que existían en ese tiempo (no te dejes llevar por el resumen, en las tablas puedes ver por colores cuales son Excelentes, Muy Buenos, Buenos y Regulares), así que te dejo los más famosos:

  • Excelente: Chicolastic BBTips, BabySec Cuidado Total y BioBaby
  • Muy bueno: BabySec Ultra, Chicolastic Kiddies Antifugas, Pampers Baby Dry, Huggies Supreme, Chicolastic, Huggies Ultraconfort, Kleen Bebé Suavelastic Max
  • Bueno: Pampers Cruisers, Kleen Bebé Comodisec Max y los pañales de marcas blancas de Soriana, Chedraui y Farmacias del Ahorro

¡Mira! Como mencionaba, la calidad de Huggies Supreme y Suavelastic Max es igual, pero los precios muy diferentes.

4. ¿Cuáles son las mejores marcas de pañales ecológicos y sus recomendaciones para usarlos?

4.1. Las mejores marcas de pañales ecológicos

En primer lugar, no hay datos de la PROFECO acerca de estos pañales, por lo que vamos a intentar reducir nuestra huella de carbono por medio de la elección de pañales ecológicos de México, porque ¡vaya que hay buenas marcas!

En México:

En las páginas de cada uno podrás encontrar dónde comprarlos, porque seguramente hay un distribuidor cerca de ti. Personalmente los primeros que probaría serían los Ecopipo, ya que son MUY famosos aquí en México, he leído muy buenas recomendaciones y son de Irapuato (de donde es mi esposo y vivimos un tiempo 😂).

Si buscas más opciones, en Amazon, el gran ganador por ventas y mejor calificación son los Alva / AlvaBaby que son de China. Tienen gran variedad de diseños, excelente calidad por los comentarios que se muestran y buenísimos precios. (haz click aquí para ver los precios y modelos en Amazon)

Recuerda que te recomiendo siempre iniciar con uno, pero si tu bebé acaba de nacer usarás un promedio de 8 pañales por día, por lo que tendrás que contar con esa cantidad más para el siguiente día y lavarlos todos los días. Es decir, necesitarás mínimo 16 pañales (no te preocupes, conforme crecen van necesitando menos y menos).

4.2. ¿Cómo lavar los pañales ecológicos?

Los pañales ecológicos deben de venir con un instructivo o en la página de cada uno deben de tener videos de cómo se utilizan. En general, pueden lavarse a mano o en la lavadora, pero hay algunos cuidados básicos que tener en cuenta sobre todo en el tipo de productos de limpieza que usarás:

  • Separar el inserto antes de lavarlos: el absorbente y la parte externa del pañal
  • Retira los residuos de popis antes de meterlo a la lavadora con ayuda de una escobetita
  • No utilices nunca cloro, vinagre, suavizantes ni detergentes normales. El detergente debe de ser biodegradable como el Roma líquido, Blanca Nieves y Foca, que cuestan $25 el litro.
  • Si tienen alguna mancha, exponlos al sol para que se blanqueen.
  • Sécalos al sol o en secadora en ciclo bajo.

4.3. Recomendaciones para usar pañales ecológicos

Usar pañales ecológicos es CANSADO, así que te doy mis mejores consejos para lograrlo:

  • Inicia de poco a poco, comprando pocos, tu bebé crece rápido y quizás te toca experimentar con varias marcas por si experimenta dermatitis, entre otras cosas.
  • En mi caso qué difícil fue aprender a ponerlos (nunca aprendí), nada como alguien en tu misma ciudad que te enseñe YA que tienes el bebé y le puedas reclamar jojojo.
  • Compra por ofertas (por ejemplo en las Expos) y recuerda sacar el costo por cada uno e identificar si realmente es una oferta o solo publicidad atractiva.
  • Si te abruma, combina el uso de pañales desechables o desechables ecológicos y ecológicos reusables, por ejemplo cuando hay que salir de viaje o por varias horas fuera de casa.
  • Muchos prometen que no te causan rozaduras, pero en caso de que lo hagan, no debes de poner talco ni crema, porque tapa el pañal.
  • Planear más allá del día, y de la cantidad de tareas de cuidado que tu bebé demanda, pero una vez afianzada la rutina seguro se convertirá en una tarea más amable.

Y bueno ahora que hemos explorado todos los tipos de pañales no podríamos cerrar este post sin hablar el problema más común asociado a su uso, sin importar si el pañal es de tela, ecológico o desechable no te salvarás de las rozaduras de pañal.

5. ¿Qué es la dermatitis o rozadura de pañal?

El nombre médico es dermatitis y es una inflamación o enrojecimiento de la piel de tu bebé, provocada por diferentes razones:

  • Se ha dejado el pañal sucio por mucho tiempo o cuando hay diarrea
  • Un pañal apretado o las orillas que generan fricción constante
  • El ácido y amoniaco de la pipí y popó
  • Alergias a algún componente del pañal como la fragancia o aditamentos como el aloe vera o, en el caso de pañales ecológicos o de tela, por el detergente con el que fueron lavados
  • Están tomando antibióticos

Por lo general duran pocos días, aunque si tarda más de un par de días en curarse quizás se trate de un caso más severo. Podrás observar que la piel de tu bebé está roja, escamada o en algunos casos con llaga y desde luego causa dolor. 

5.1. ¿Cómo tratar una rozadura de pañal?

Primero: Mantén seca y limpia la piel de tu bebé y puedes ayudarte de alguna crema o ungüento con óxido de zinc o vaselina. A mí me funcionó muy bien la crema de Lassar que recomiendan en las guarderías del IMSS o la crema Hipoglos.

Si el problema persiste por más de un par de días, lo más recomendable es consultar a tu pediatra para observar si tu bebé requiere de algún antibiótico o antihongos.

En cualquiera de los casos vale la pena dejar al bebé sin pañal por algunas horas para que su piel respire. 

Recuerda también revisar si las toallitas húmedas que utilizas son libres de alcohol y presta atención a la alimentación de tu bebé ya que quizás algunos alimentos cambien sus deposiciones o le provoquen heces más húmedas o con PH más alto.

¿Aún sirve usar talco?

¡NO!

Desde 1981 la Academia Americana de Pediatras han prohibido el uso de talco en bebés: (aquí puedes ver las recomendaciones de la Academia). ¿Por qué? Porque pueden causar intoxicación por su inhalación y con ellos numerosos problemas respiratorios, enfermedades crónicas y daños en los pulmones.

6. ¿Cómo se cambia un pañal? 

https://kidshealth.org/en/parents/diapering.html

¡Nadie nos enseña a cambiar un pañal! Todos asumen que porque somos mujeres, debemos de saber 😫.

Y muchas si saben, aunque a veces no de la mejor manera. La práctica sin duda es el mejor maestro, pero mientras dominas el arte de cambiar un pañal quizás de convenga seguir los siguientes pasos: 

  1. Ten a la mano todo lo necesario: pañal, toallitas húmedas y, si es el caso, crema protectora
  2. Coloca a tu bebé en la superficie plana y segura boca arriba.
  3. Quita la ropa de tu bebé de la cintura para abajo y desabrocha el pañal sucio
  4. Levanta las piernas del bebé y con la parte delantera del pañal retira las deposiciones hacia atrás (cuida de no traer la popó hacia adelante, porque puede infectar las vías urinarias o la vagina.
  5. Mantén las piernas arriba y limpia con una toallita húmeda la popó o la humedad de la pipí de las pompis y espalda, recuerda siempre hacerlo de adelante hacia atrás con las niñas, con los niños cuida de que la popó no toque el pene.
  6. Ahora puedes colocar un pañal limpio y bajar las piernitas, mientras le abres las piernitas y limpias los pliegues de los genitales, abajo de los testículos y los labios vaginales.
  7. Aplica crema (en caso de ser necesario) y ciérralo, ajustando el pañal de las piernas y la cintura.

Recuerda que este momento de aseo te puede servir para compartir juegos y mimos con tu bebé y aligerar el momento (a menos de que sean las pinches 3 de la mañana).

7. ¿Cuándo cambiar la talla de pañal?

Tu bebé crece rápido, por ello al igual que la ropa hay que prestar atención a la talla del pañal y los indicadores de que es momento de hacerlo son:

  1. Comisuras y bordes del pañal se quedan marcados en la piel de tu bebé mostrando que está muy ajustado
  2. Te cuesta abrochar las cintas 
  3. Hay muchos derrames de pipí o popó
  4. O se le cae

La manera más fácil es guiarte por las etapas que tienen los pañales desechables, ya que te marca el rango de kilos para los que son los pañales. Si tu bebé es prematuro, deberás utilizar recién nacido, pero si tu bebé nace grande, seguramente empezarás en etapa 1.

En el caso de los pañales ecológicos, como tienen cintas o muchos botones, es muy fácil cambiarlos de talla, así que no te apures.

8. Conclusión

Espero que hayas encontrado mucha información valiosa en este post, al final es tú decisión cuál elegir. Y claro que todo dependerá del tipo de vida que llevas, si lavas mucho (y te gusta) o no, si no te molesta ir en la madrugada por pañales, si lo llevas a guardería, etc.

Lo más importante que espero que te lleves de este post es que puedes COMBINARLOS: ecológicos para la casa, desechables para la calle o biodegradables para la guardería. Es tú decisión y no te sientas culpable, recuerda que estás haciendo lo mejor por ti y para tu bebé.

¿Qué te pareció el post? ¿Te ayudó con todas las dudas que tenías? ¿Encontraste algún error? ¡Déjame un comentario!

Deja un comentario