6 Actividades de teatro para niños

Las actividades de teatro para niños garantizan un gran aprendizaje. Son estrategias que permiten el desarrollo de la expresión corporal y verbal. Además fomentan la interacción, el trabajo en la autoestima, la autoconfianza y el desarrollo de la agilidad mental. Al igual que el manejo de títeres en preescolar, esta estrategia permite el desarrollo de la imaginación y la creatividad.

El teatro para niños

El teatro en preescolar más que una representación es una experiencia que brinda al niño muchas posibilidades de desarrollar ciertos aspectos cognitivos, socioemocionales, motrices y del lenguaje. Es una actividad completa a través del cual el niño explora mundos de fantasía. Además es un excelente ejercicio de creatividad y permite el desarrollo de la inteligencia emocional, ya que al tomar distintos papeles de personajes puede entender las posturas de otro, ver una sola situación desde distintos puntos de vista.

Importancia de las actividades de teatro para niños

  • Ayuda a la memoria: los niños de educación inicial si bien no podrán memorizar parlamentos largos, deberán aprenderse frases. Esto ayuda a fortalecer la memoria. A mayor estímulo, mayores logros alcanzarán en un tiempo corto.
  • Estimula su lenguaje y aumenta el vocabulario: puedes incluir palabras y frases nuevas en las historias a representar, de esta manera el niño amplía su repertorio. Si además eres enseñas una correcta pronunciación y haces ejercicios de vocalización, contribuirás a mejorar también su dicción
  • Aumenta la autoestima y seguridad: hay niños tímidos que les cuesta hablar en público. Con las actividades de teatro para niños, podrán adquirir paulatinamente confianza. A su vez al enfrentar retos nuevos y salir airoso, alimentará su autoestima. Es importante evitar las críticas, al contrario siempre alentarlos. También le permitirá aprender a desenvolverse en público.
  • Aprende a respetar y a convivir en grupo: el trabajo en equipo les permitirá entender que hay distintos puntos de vista, que deberán intercambiar experiencias y que pueden aprender del otro compañero. Así mismo contribuye con su socialización.
  • Conoce y controla sus emociones: al tener que representar un personaje puede ponerse en su lugar, se desliga por unos instantes de su individualidad. De hecho cuando realices una práctica o juego de dramatización puedes preguntar al pequeño ¿cómo se siente el personaje? ¿Está feliz? ¿Qué lo hace estar feliz/triste/enojado?.
  • Permite la adquisición de diversos tipos de conocimientos: puedes realizar pequeñas obras explicando acontecimientos históricos, hechos científicos, valores humanos. Los niños podrán aprender de una forma amena y sencilla.
  • Estimula el pensamiento lógico, analítico y mejora la concentración: al crear historias y contarlas desarrollará hipótesis, eventos con causas y efectos.

¿Qué actividades de teatro para niños podemos realizar?

No creas que solo es ensayar una obra y mostrarla a los propios compañeros de aula o a sus padres. Toda práctica de teatro en preescolar conlleva una serie de preparaciones previas que se van a traducir en adquisición de habilidades y por ende éxito en la actividad. Comienza por:

1. Ejercicios de vocalización:

Toma palabras, y alarga las sílabas

  • El tren de las vocales: se trata de que emitan las vocales de forma alargada pero rápida, comenzando en un tono bajo y luego aumentándolo. “aaaaaeeeeeiiiiiooooouuuuu”
  • Llora el niño: para ello el pequeño deberá vocalizar la “A” aumentando la intensidad como si estuviera llorando.

2. Juegos de traba lenguas:

  • Erre con erre, carro, erre con erre, barril, rápido ruedan los carros, rápido el ferrocarril
  • Como poco coco como, poco coco compro
  • El hipopótamo Hipo, está con hipo, ¿quién le quita el hipo al hipopótamo Hipo?
Increíbles actividades de teatro para niños

3. Actividad de mímica:

Presentar una obra de teatro puede resultar un poco intimidante. Los juegos de mímica fortalecen la confianza y eliminan paulatinamente el miedo escénico. Es importante que brindes un ambiente armónico y respetuoso. Mientras más en confianza se sientan los niños con mayor seguridad y naturalidad actuarán.

  • ¿Qué animal soy? Un niño pasa al centro de la rueda. Deberá hacer gestos indicando que tipo de animal es, no puede emitir ningún sonido. Los demás niños deberán adivinar. Todos deberán pasar al centro y hacer una representación.
    Puedes variar con objetos, incluso letras y números en los niños más grandes.
  • ¿Qué estoy haciendo? Ubica a los pequeños por parejas. Ambos deberán representar una acción y sus compañeros deberán adivinar en el menor tiempo posible.

Este juego puede aceptar otras variaciones. Incluso se pueden realizar competencias por tiempo. Igualmente en parejas, pero uno hace la mímica y el otro debe adivinar lo más rápido posible. Gana el duo que lo haga en menos tiempo.

4. Creo mis historias:

Un ejercicio para estimular la imaginación es pedir que creen historias o incluso cuentos cortos. Te sorprenderá gratamente como los niños pueden hilvanar ciertos acontecimientos y crear narraciones especiales. Al principio puede costarles un poco, pero en la medida que interactúen te sorprenderás lo ágiles que se volverán.

  • Cambiando el final: pide a los niños que seleccionen un cuento. Léelo con detenimiento. Luego solicita a los niños que cambien el final. Incentívalos preguntando ¿Qué pasaría si? ¿Qué harías tú? Esto le hará ver otras posibilidades estimulando su pensamiento analítico.
  • Conozcamos un personaje de cuento: la mayor parte de los cuentos infantiles cuentan con héroes y villanos. Puedes indagar con los niños porque unos son considerados buenos y otros malos. Que características físicas poseen, a quien se asemejarían en la vida real.

5. Creo una historia con imágenes:

Esta es una de las actividades de teatro para niños ideales para los más pequeños. Estimula su creatividad y lenguaje visual.

  • Recorta con ayuda de los niños diferentes imágenes, pueden ser situaciones, escenarios, animales, objetos y pide al niño que cree una historia colocando los elementos que considere apropiados. Pueden pegar en una hoja, luego pasar al frente y narrar.

6. Escucho música y me muevo al compás:

Aunque no lo creas la música influye en el estado de ánimo de quien la escucha. ¿Qué música crees que funcionaria mejor para descansar, una movida o una suave? Ahora, si deseas que los pequeños salten, corran y se diviertan ¿pondrías la misma?.

  • Coloca la pieza musical “En la gruta del rey de la montaña” ( I Dovregubbens hall) de Edvard Grieg para la obra de Henrik y motiva a los niños a moverse sin pensar demasiado, solo sintiendo los compases de la música.
  • También puedes optar por esta pieza de Paul Dukas “El aprendiz de brujo”. Algunos adultos de seguro la recuerden, ya que forma parte de una película de un muy famoso personaje animado. Permite que los niños se expresen, que disfruten de los acordes de esta obra. El fragmento en este enlace:

Selección de cuentos que puedes representar en las actividades de teatro en preescolar

Puedes emplear también títeres. Estas historias son divertidas, con un lenguaje sencillo. Si eres docente o manejas grupos de niños, puedes incluso preparar una obra para que los padres puedan disfrutar de las dotes artísticas de sus pequeños. Te aseguro será una experiencia enriquecedora que quedará grabada en su memoria. En el siguiente enlace podrás encontrar diversos textos que te servirán de apoyo.

Deja un comentario