12 increíbles actividades para niños de 3 a 4 años

Las más variadas actividades para niños de 3 a 4 años que puedes hacer en casa o si eres docente, en el aula de clases. Divertidas, amenas y útiles para favorecer el desarrollo en cada una de las áreas: motriz, cognitiva, socioemocional y del lenguaje. Recuerda que a partir de los 3 años los niños inician la etapa preescolar por lo tanto, es necesario la adquisición de nuevas destrezas y habilidades.

¿Qué destrezas deben adquirir los niños de 3 a 4 años?

En el área del lenguaje:

  • Vocabulario más extenso.
  • Composición de frases que emplean negación.
  • Pueden emplear oraciones en tiempo pasado.
  • Diferenciación de colores.
  • Contar de forma secuencial ascendente y descendente.

Psicomotriz

  • Facilidad para correr y saltar sin problemas.
  • Mayor control sobre músculos y equilibrio.
  • Pueden caminar de puntillas.
  • Tomar pelotas grandes en pleno rebote y lanzarlas.
  • Usar crayones de forma más fácil.
  • Pueden manipular tijeras escolares y cortar.
Las actividades para niños en preescolar
Si entiendes cómo los niños aprenden, puedes ayudarles con actividades para ellos

Cognitivo

  • Diferencian tiempo así como el día o noche.
  • Recuerdan historias.
  • Activación de la imaginación con objetos, como juguetes.
  • Mantienen conversaciones, a veces con nadie visible en sus juegos.
  • Pueden armar pequeños rompecabezas y juegos de bloques.

Socioemocional

  • Aumenta la interacción con otros niños.
  • Inicia la empatía hacia las emociones de otro.
  • Participación en los juegos de roles y dramatizaciones, imitando lo que ve.
  • Pueden demostrar más emociones, como frustración, determinación, etc. Incluso, aparecerán las mentiras para ocultar errores.
  • Comienza el reconocimiento de consecuencias. Por ejemplo, si hacen algo que no deben sabrá que se molestarán los otros.

¿Cuáles son las mejores actividades para niños de 3 a 4 años en el área psicomotriz y cognitiva?

Área psicomotriz

1. El laberinto: Para fortalecer la coordinación y el equilibrio

Dibuja en el piso una especie de laberinto, el mismo deberá ser recorrido por el o los niños. En este último caso, puedes emplear un cronómetro para medir el tiempo que cada uno demora. Comienza con rutas sencillas y ve aumentando la complejidad.

2. Enroscar y desenroscar: Desarrollo de la motricidad fina

Deberás contar con algunos envases plásticos. Pide a los que participen en estas actividades para niños que enrosquen con cuidado los envases. Puedes colocar en parejas. Mientras uno enrosca, el otro es encargado de desenroscar. Toma el tiempo que ambos se demoran y haz un récord de quien lo hace con mayor rapidez.

3. El Rey manda: Desarrollo de equilibrio, motricidad gruesa, enseñanza de concepto de lateralidad

El adulto o pequeño irá dictando órdenes, estas deben estar dirigidas a mover el cuerpo. Por ejemplo: El Rey ordena que sus súbditos levanten la mano derecha, así que todos deberán hacerlo. Es ideal para reforzar el aprendizaje de los conceptos derecha e izquierda.

Área cognitiva

4. Memorias: Potenciar las actividades cognitivas, trabajar la memoria visual

Puedes elaborar tú misma los juegos de memoria. Para eso necesitarás pares de recortes de objetos, fotografías o animales. Inclusive, los catálogos de tiendas te pueden servir. Pégalos en cartulinas y listo. Tendrás tus propios juegos de memoria para los más pequeños.

Las actividades para niños en el desarrollo cognitivo
Existen juegos especiales que ayudan al desarrollo cognitivo

5. Juegos de asociación: Estimula la lógica, la memoria y fomenta el razonamiento lógico

Has fichas con imágenes que permitan asociarse. Por ejemplo ¿Con qué relacionarías un lápiz? Exacto, con un cuaderno. Elabora por lo menos una docena y a divertirse.

6. Mezclando los colores: Reforzamiento de aprendizaje de colores, estimulación de la creatividad

A los niños les gusta pintar y experimentar. Esta actividad para niños es ideal cuando tienen 4 años. Entrega al pequeño algunas hojas blancas y pon a su disposición temperas, acuarelas o pinturas con los 3 colores primarios. Permite que los mezclen y conversen sobre los resultados. ¿Qué colores surgen? ¿Qué pasa si se mezcla el rojo con el amarillo?

¿Cuáles son las mejores actividades para niños de 3 a 4 años en el área socioemocional y de lenguaje?

Área socioemocional

7. Mi cielo de estrellas: Fortalece el trabajo en equipo y reafirmar las conductas positivas

Es una actividad para trabajar en el aula de clases, aunque también la puedes aplicar en el hogar con tu hijo. Cada vez que el niño tenga una respuesta emocional o acción positiva coloca una estrella en una cartelera que va a asemejar al cielo. Lo ideal es asignar a cada niño un color para su estrella. Nuestro papel será motivar a los niños a llenar el cielo de estrellas con acciones buenas.

8. ¿Brisa o tornado?: Estimular la autopercepción

Pregunta al pequeño como se siente ¿calmado como la brisa? O ¿acelerado como el tornado? Si responde calmado, invítale a hacer actividades que no requieran tanto esfuerzo. Por ejemplo escuchar o contar historias aunque también construir con bloques. A su vez si responde acelerado aliéntalo a que realice actividades donde pueda drenar su energía, como ¿qué tan rápido puedes reunir objetos repartidos en un determinado espacio? O ¿qué tan rápido puedes correr y tocar dos paredes opuestas?

9. Juego de rol: Desarrollar el concepto de trabajo en equipo, comunicación y reconocimiento de emociones

Este juego de rol no es precisamente una dramatización y no necesitarán disfrazarse, ya que usarás solo la imaginación. Puedes jugarlo con tu niño o aplicarlo en un aula de clases. Comienza creando una historia simple. Es importante la participación de cada uno. Puedes usar este ejemplo: “Ustedes son unos duendecitos que viven en el bosque…” y le preguntas a uno cómo se llama el bosque donde viven. Sigues “… de pronto, escuchan un ruido fuerte ¡es una tormenta!” pregúntales qué hacen a continuación.

Describe algo que pase “un ruido fuerte se escucha afuera, como un golpe ¿quién se asoma por la ventana?” Continúa narrando eventos: un árbol se cae, el puente se lo lleva el río, la cerca de uno de los jardines se daña. Pregunta de forma constante cómo se sienten, qué piensan, qué dirían en casos así, qué hacer. Dependiendo el enfoque puedes explorar el desarrollo motor, lenguaje, reconocimiento de emociones, trabajo en equipo, etc.

10. Sigue la historia

Puedes comenzar tú iniciando el tema “Había una vez, una niña que vivía en una linda casita en un bosque…” y otro niño que siga con algo que complete la historia. Luego de un fragmento incluye una frase que pueda dar pie a seguir la historia como “… cuando de pronto llegó…” y que otro niño diga quién vino. Continúa con otras frases “pero no era todo, porque justo detrás estaba…”, “lo que no sabía es que en su bolsillo tenía…”, etc. Notarás lo divertido y enriquecedor para todos crear historias así, pues estas actividades para niños hacen que se involucren tanto en la trama que te sorprenderá lo que pueden decir.

Niños contando historias
Las historias ayudan a desarrollar la imaginación y el lenguaje

11. Buscar la letra

En cada semana trabajas una letra. Cada día, deberás alentar al niño que busque en revistas, periódicos o en cualquier lugar palabras que tengan esta letra. En el aula de clase pueden pegarlo en hojas. Puedes reforzar la actividad pidiendo pinten alrededor.

12. Construir una historia con imágenes

Deberás hacer fichas en cartulina. En cada una pega dibujos o fotos de objetos. Puedes combinar paisajes, animales, figuras, etc. ¿En qué consiste? Fácil: Mezclas las cartas y entregas algunas al niño. Supongamos, en una aparece un árbol, en la otra una ardilla y la otra una fruta. Allí ayudarás al niño para que construya una historia basándose en esas imágenes. Cuando el niño entienda la actividad, no habrá límites para lo original que pueden ser las historias creadas.

Deja un comentario