5 Recetas cortas para niños

Las recetas cortas para niños son tan sencillas que hasta ellos mismos las pueden hacer. Si eres de las que se preocupa por brindar una alimentación saludable a los tuyos, pero realmente careces de tiempo, entonces este artículo es perfecto para ti. Acá encontrarás una selección de recetas simples en preparación pero ricas en sabores y experiencias. No dudes en poner manos a las obras y que la creatividad de tus hijos haga su magia en los platos.

Recetas para niños de preescolar

Cuando el pequeño de la casa va al preescolar una de las mayores preocupaciones es ¿tendremos tiempo para preparar el desayuno? ¿logrará comer todo?. Es por esto que se hace necesario tener una especial guía de recetas cortas para niños. Deben ser prácticas, sanas y ricas. 

Estas son preparaciones sencillas que el niño puede comer tanto en casa como fuera de ella. Si tu hijo está en edad preescolar no dudes en hacerla.

Panquecas nutritivas

Esta receta de fácil preparación es ideal para el desayuno, merienda o inclusive la cena. En este último caso debe ir combinada con una proteína y alguna verdura. Es una receta corta para niños muy versátil. Puedes variar sus sabores cambiando la fruta. Usa manzana, plátano o banana, ¡hasta mango!. Ten en cuenta su grado de maduración, ya que a mayor nivel será más dulce. Por consiguiente, no necesitarás añadir azúcar a la preparación.

Ingredientes:

  • 50 gramos de pera  
  • 1 huevo
  • 30 gramos de harina de trigo con polvo para hornear (En caso de celíacos emplea de quinua)
  • 15 gramos de maní (puedes sustituir por otro fruto seco)

Une y mezcla todo en la licuadora, que quede muy homogéneo y sin grumos. En un sartén antiadherente coloca partes de la mezcla. Para niños que sean pequeñas panquecas. Coloca una tapa y espera a que se dore, voltea y tapa nuevamente. Una vez listas puedes acompañar con queso fresco y una cucharada de mantequilla. También puede ser una merienda con un vaso de leche o yogurt con frutas naturales.

Muffins de verduras

Funciona muy bien para el desayuno o merienda. Si bien debes llevarlo al horno, su tiempo de preparación es corto. Puedes inclusive hacerlos la noche anterior con ayuda de los niños y en la mañana calentar un par de minutos en el horno y colocar una cobertura o topping.

Necesitas: 

  • 1 Cebolla pequeña
  • 1 poco de Cilantro
  • 1 Zanahoria mediana
  • 1 Papa mediana
  • 1 taza de Brócoli aproximadamente.
  • 3 Huevos

Procedimiento: Primero precalientas el horno a 180°. Ralla la zanahoria y la papa, reserva. Pica la cebolla y el cilantro y corta el brócoli en trozos. Separa las yemas de las claras y bate a punto de nieve. Agrega las yemas y el polvo de hornear y mezcla de forma envolvente Luego agrega todas las verduras que tenías previamente picadas. Coloca en moldes y hornea durante 15 minutos. Para consumir enseguida puedes ponerle queso por encima. 

Recetas saludables para niños

La combinación de ingredientes permiten crear platos sanos y exquisitos. La comida saludable no tiene porque ser insípida, ni aburrida. Esta receta corta para niños tiene un alto contenido de fibra, y sirve tanto para pequeños como para los más grandes. No temas emplear especies, estas aportan sabor a los platos, además son igualmente saludables. 

Avena con zanahoria y frutos secos

Ingredientes

  • 1 taza de avena en hojuelas
  • 1 zanahoria grande, rallada
  • 1 cucharada de linaza molida
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 tazas de leche 

En una olla coloca la leche e incorpora el resto de los ingredientes. Cuida el fuego, ya que si está muy alto se puede pegar. Revuelve continuamente. Apenas vaya a romper el hervor baja a fuego más bajo y continúa mezclando por unos 7 minutos más. Si consideras que está muy espeso agrega agua o leche. Apenas apagues, sirve. Puedes coronar con nueces, almendras o maní y alguna fruta de la temporada

Recetas sencillas para niños

En el almuerzo es importante variar tanto ingredientes como apariencia o forma en las comidas. Lo primero garantiza una alimentación adecuada y lo segundo que el niño sea capaz de comer sin poner mayores quejas. Con pocos elementos puedes conseguir una preparación rica. Apóyate en los condimentos o especias, ellos pueden ayudarte y dar ese plus extra. Un ejemplo es esta colorida receta:  

Arroz con pollo primaveral

  • 2 tazas de Arroz
  • 500 gr de Pollo
  • 1 cebolla grande picada en cuadros
  • 1 pimiento verde y uno rojo picado en cuadros
  • 1 zanahoria grande
  • 1 taza de guisantes blandos
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil picadito
  • Cilantro picadito
  • Un poco de orégano y cúrcuma al gusto
  • Caldo de pollo

Poner a sancochar el pollo con ajo machacado, un cuarto de pimiento y un cuarto de cebolla. Este caldo es el que servirá de base para el arroz y deberás colarlo una vez esté cocido el pollo. Reserva. En una sartén frita cebolla, los pimientos, el ajo, perejil, el cilantro, la zanahoria y las especies. La cúrcuma es la que le aportará ese hermoso color amarillo. Puedes colocar de acuerdo a tu gusto. 

Agrega el caldo de pollo que previamente habías reservado. Una vez que hierva, llévalo a  fuego bajo para que se continúe cocinando. Mientras, corta o desmenuza el pollo. Antes que seque por completo agrega los guisantes y el pollo. Tapa de nuevo y espera que en unos minutos esté listo. Antes de servir revuelve. En los niños puedes acompañar esta comida  con una ensalada de tomates cherry y espinacas y su habitual trozo de fruta. 

Recetas cortas y fáciles para niños 

Una actividad divertida y muy enriquecedora para los niños de la casa es participar en la preparación de algunos platillos. Es un acto que implica no sólo compartir en familia sino instruir al niño en cuanto a preparaciones y buena alimentación. Una receta que puedes preparar para una tarde de domingo está inspirada en la comida asiática.

El sushi sandwich

Ingredientes:

  • Pan de molde suave que permita ser enrollado
  • 4 cucharadas de queso crema
  • Pollo desmenuzado o pescado
  • Medio pepino en tiras delgadas
  • Aguacate en tiras delgadas 

Toma el pan de molde, de preferencia trata de adquirir el completo, no el rebanado. Sin embargo, si no logras conseguirlo, no pasa nada. Con un rodillo aplana cada lonja, que quede muy delgada. 

Coloca el queso crema, trozos de pollo, una tira de pepino y otra tanta más de aguacate. Ayuda al niño para que lo enrolle sobre sí mismo y listo. Rollos de sushi, pero en vez de alga nori, es pan de sandwich.

Deja un comentario