Recetas de comida para niños de 6 a 12 años: Fáciles y nutritivas

Como puedes ver en otros artículos de recetas de comida para niños de 6 a 12 años en este mismo sitio, la alimentación para los más pequeños es algo que no debe tomarse de forma tan relajada. Aunque es relativamente sencillo preparar platos para ellos, debes tomar muy en cuenta aspectos como aportes nutricionales y requerimientos por edad. Es la razón por la cual te presentamos una compilación de recetas fáciles y nutritivas para niños.

Ingredientes infaltables en las recetas de comida para niños de 6 a 12 años

  • La leche es perfecta para los niños pequeños. Aunque obviamente la ideal es la materna, a medida que crecen este producto es sustituido por otros lácteos como el queso.
  • Por otro lado, la carne aporta las proteínas necesarias para su crecimiento.
  • El pescado debe ser consumido de tres a cuatro veces por semana, debido a la cantidad de fósforo que posee.
  • Por otro lado, las legumbres vienen a ser el acompañamiento perfecto en cada comida. No las descuides y descubre a cuáles reacciona mejor el niño.
  • Considera la papa y el huevo como acompañamiento en diversas comidas, pero no excedas tanto su uso.
  • Un elemento infaltable son las frutas, pues las puedes emplear tanto para jugos naturales, como para postres y meriendas a media tarde.
  • Además, las pastas y el arroz forman la base de los platos mayores. Puedes alternarlos para no aburrirlos.
  • No debes dejar de lado las grasas y los dulces. Cuidado con las grasas sobresaturadas y cuida de no brindar excesiva azúcar en su dieta. Las frutas tienen azúcar de forma natural que puedes aprovechar. 
  • Los cereales y granos son de gran ayuda. Puedes usar el trigo, la avena o la quinua para una gran variedad de platillos.

Bizcocho sencillo para una tarde

Puedes pedir la colaboración de los más pequeños para hacer una comida sencilla para niños de 6 a 12 años. Esta receta es especial para ellos, pues de forma fácil pueden colaborar activamente en algunos procesos. Solo lleva estos tres simples ingredientes:

  • Huevos: cuatro unidades.
  • Azúcar: 120 gramos.
  • Harina de trigo: 120 gramos.
  • Opcional: Esencia de vainilla o canela.

Separa las yemas de las claras. En las primeras, vierte la mitad de la azúcar y mezcla con batidora hasta hacer crema. Continúa con las claras que batimos hasta casi estar a punto de nieve. Justo en ese momento vierte el resto del azúcar y termina de montar. Mezcla entonces tanto las yemas como las claras en un envase mayor y mezcla esta vez con una cuchara.

En este paso, irás añadiendo poco a poco harina con un tamiz, mezclando bien para integrar todo. Si decides aplicar vainilla o canela, vierte un chorrito o una cucharada para darle un toque de sabor. Ahora viene el trabajo del horno: En un recipiente, coloca como base papel antiadherente para horno y coloca allí la mezcla conseguida anteriormente.

Con el horno precalentado a 180 grados centígrados, introduce el conjunto. El tiempo de preparación es de 30 a 45 minutos. Para saber si está listo, a partir de la media hora mira si se ha dorado. Si es así, pulsa con un palillo. Dejar hornear hasta que al pincharlo salga seco. Cuando lo esté, retíralo y déjalo reposar una vez desmontado. 

Pasta de colores divertida para niños

Algo que puedes emplear es usar algún colorante al momento de realizar la pasta de la comida. Pero ¡ojo! No es un colorante artificial. Para ello, picas algunas remolachas, triturarlo y úsalo al momento de preparar el agua para la pasta. Esto provocará que se tiña de un color rojizo. También puedes usar hojas como espinaca o berro para crear un color verde.

Dependiendo de la edad del niño, puedes usar algunos elementos de decoración como huevos cocidos y cortados en forma circular con un trocito de zanahoria o un guisante en el centro para simular un ojo. Coloca dos de estos sobre una porción de pasta y crea algún tipo de rostro amigable.

Como acompañamiento, puedes usar una ensalada verde que colocarás sobre la figura. Esto simulará cabello. Sin duda es un detalle divertido que alegrará al niño, tanto en la preparación como en la propia degustación. Si te das cuenta, no es complicado. Tan solo es una forma creativa de mostrar un plato con recetas de comida para niños de 6 a 12 años. 

Si haces esto en compañía de tu pequeño, invitalo a participar. Pregúntale qué forma se le puede dar y te sentirás abrumada de las ideas que puede brindarte. Su entusiasmo y colaboración de seguro te sorprenderán. Además te aseguro que disfrutará de su propia creación. El mismo reconocerá la importancia de comer saludable.

Algunas ideas al elaborar recetas de comida para niños de 6 a 12 años

Siempre en primer lugar debes considerar el aspecto alimenticio en las comidas para niños. Debes encontrar el balance ideal entre los alimentos empleados y los gustos particulares de cada uno. No caigas en el error de pensar que los alimentos para niños deben ser muy dulces, con abundante chocolate y caramelos para hacerlos coloridos.

Una comida para niños de 6 a 12 años debe contener las proteínas apropiadas. Puedes emplear trozos de pescado en vez de un pescado entero: ver el animal cocido en su plato puede no resultar atractivo para ellos. Lo mismo va con la carne. Si sirves muslo de pollo, procura retirar carne y cartílagos del hueso, para invitar al niño a tomar por ese extremo.

De la misma forma, es una excelente idea jugar con la combinación de colores en el plato. Las zanahorias con su naranja pueden generar un buen contraste de color si lo combinas con lechugas o aceitunas (que son verdes). Además, se verán bastante coquetas si las haces en cuadrados pequeños y las combinas en alguna ensalada cocida.

Puedes usar media papa asada, extraer parte del relleno y mezclarlo con queso, zanahoria, guisantes y cilantro en pocas cantidades (porque su sabor puede ser algo fuerte). Intenta jugar con las formas y recrear figuras con la organización de los elementos en el plato.

Finalizando, lo importante es brindar una alimentación adecuada para los niños en esta etapa. Evita el exceso de dulces y no sigas recetas de comida para niños de 6 a 12 años que involucren golosinas en un plato, porque se crea la falsa idea que pueden consumirse como alimentos también. No se las quites del todo, déjalo como un toque de placer o premio a media tarde algunos días. Con ello, lograrás una alimentación adecuada en los pequeños y casi adolescentes en su etapa de crecimiento.

Deja un comentario