Títeres para niños: 5 Modelos + 4 Actividades

Los títeres para niños constituyen un recurso educativo versátil, ameno y divertido. ¿Tuviste en tu infancia experiencias con estos adorables muñecos? De seguro que sí. Aunque clásicos, estos “personajes” siguen presentes en las actividades de muchas docentes. Nada mejor que los pequeños puedan participar en su elaboración y así mismo se atrevan a dotarlos de características únicas. Para luego a través de ellos contar sus historias.

Títeres para niños bonitos

¿Por qué son buenos los títeres para niños?

  • Estimulan la creatividad: cuando un niño pasa al lugar del narrador, puede mostrar su mundo interno. Cada palabra y acción tiene una relación intima con sus vivencias y su manera particular de ver el mundo. En la medida que cuente más historias necesitará aderezarlas y para ello pondrá a volar su imaginación mezclando fantasía y realidad.
  • Aumentan la capacidad de atención: el pequeño normalmente tiene periodos muy cortos de concentración, esto es normal. Con las actividades de títeres para niños estos periodos de atención pueden ir aumentando, sobre todo si él está participando activamente en la narración.
  • Incrementa el vocabulario del pequeño: el adulto o docente puede incluir palabras nuevas, de esta forma el niño puede ir aprendiendo términos nuevos.
  • Estimulación auditiva, visual y táctil: los niños emplean distintos sentidos, escuchar una historia, la interacción de los personajes, mirar el ambiente en el que se desarrolla. Además si el niño manipula o elabora los títeres estará en contacto con distintos tipos de materiales
  • Desarrolla la comprensión y el pensamiento lógico: toda narración tiene un antes y un después, es una sucesión de eventos. El niño al narrar debe tomar estos aspectos en cuenta. Así mismo debe contar con agilidad mental para entretejer cada situación.
  • Mejora la coordinación motriz, en especial la fina: para manejar los títeres precisará de la coordinación óculo-manual y la motricidad fina.
  • Fortalece su autoestima y confianza: esta estrategia de títeres para niños permite que los niños pierdan el miedo escénico al tener que enfrentarse a un público espectador. Además es un medio para que trabajen sus emociones.

Como hacer títeres para niños:

Te sorprenderás de todos los materiales que puedes ocupar haciendo distintos tipos de títeres. En casa puedes conseguir la mayor parte ellos. Acá te mostramos unas ideas sencillas y fáciles. Los pequeños pueden ayudarte y dar un toque especial a sus propias creaciones.

1. Marionetas con calcetín:

Necesitas:

  • Calcetín
  • Par de ojos (también puedes elaborarlo con cartón y marcador)
  • Cartón
  • Trozos de foami para dar forma a la boca, lengua y nariz
  • Lana o estambre para el cabello
  • Cinta plástica, tijeras y pega de silicona

Puedes colocar otros detalles como un lazo en el cabello, en el caso de elaborar un personaje femenino. Si es un masculino puedes usar un sombrero y unas orejas. Solo deja volar tu imaginación. En el siguiente enlace el procedimiento.

2. Títeres con palitos de helados

Pon en actividad tu creatividad con estas prácticas marionetas sencillas.

Necesitas:

  • Palitos de helados
  • Témperas y pinceles
  • Foami o cartulina
  • Ojitos movibles
  • Algunos marcadores, pega y silicona.

El procedimiento es bastante simple: puedes imprimir algunos moldes, transferirlos a la cartulina o al foami y recortar. Cada niño puede elaborar el suyo, siguiendo las indicaciones y bajo supervisión de un adulto. Pinta el palito de helado y brinda los últimos toques pegando ojos, boca, pelo y fijando con silicona a la paleta de helados.

Títeres con palitos de helado

3. Títere con bolas de unicel. ¡Con boca articulada!

Este es un modelo un poco más complejo. Si bien no es un proyecto tan sencillo como para elaborarlo con niños más pequeños. El resultado final será encantador y muy llamativo. Además su manipulación es más práctica que la de otros títeres.

Materiales:

  • Bola de unicel nro 5.
  • Silicona caliente
  • Fieltro y trozo de tela para el cuerpo
  • Lana o hilo para el cabello
  • Ojos movibles
  • Rotulador y Cuchilla
  • Lápiz, un poco de hilo, regla y 2 sorbetes (uno debe ser más ancho que el otro)

¿Quieres poner manos a la obra? Te invitamos a visitar este enlace:

4. Títeres para niños con cucharas de madera

En primer lugar selecciona que figuras deseas representar. ¿Tienes en mente un cuento y quieres a sus personajes? Pues ubica en primer lugar imágenes. De esta forma sabrás que colores de pintura vas a necesitar. Consigue ojos movibles, pega y tijera. Si tus títeres llevan cabellera precisarás de hilo o lana, tal vez foami o goma eva para dar ciertos detalles y mostrar algo de relieve. Juega con tu creatividad.

Lobo y cerditos

5. Títere con CD

Una original marioneta que será el deleite de los más pequeños. Su elaboración no resulta muy complicada y puedes hacer distintos diseños de animalitos. Es especial porque al igual que el anterior su boca será articulada.

Necesitas:

  • CD
  • Paliglobo
  • Cartulina de colores
  • Tijeras grandes (hay que cortar el CD)
  • Marcador permanente
  • Regla
  • Silicona, lápiz y cinta plástica.

En este enlace podrás encontrar la elaboración:

¿Qué actividades se pueden hacer con títeres?

Tanto en el aula de clases como en el hogar podemos hacer diversas actividades relacionadas con los títeres para niños:

1. Elaborar marionetas con cucharillas

Estos títeres para niños son una variación de los que se elaboran con paletas de madera. Puedes usar cucharillas grandes o pequeñas. Pide a los niños que pinten sus caritas y coloquen cuantos detalles deseen. Pueden trabajar con retazos de cartulina, foami. Restos de lana. Inclusive si quieres colocarle brazos puedes emplear limpiapipas de colores. También pueden recortar imágenes de animales y fijarlos directamente a la parte superior de las cucharillas y ¡listo!

2. Has un gallo con guante de Látex

No te será difícil en los actuales momentos conseguir guantes de látex. Sopla dentro y permite que se infle, amarra con un nudo en la base. Pide a los niños que pinten desde el dedo indice al meñique con color rojo. En el pulgar emplearán color naranja, ya que este simulará la boca del gallo. De un lado y del otro debajo del dedo índice pinta los ojos y listo. Un gallito para conversar y jugar.

Gallo en latex

3. Improvisar con títeres en parejas o grupos

Pide que creen una historia en la que ambos o todos participen. Esta actividad permitirá que aprendan a esperar turnos, ya que no todos podrán hablar al mismo tiempo. Así mismo desarrolla su agilidad mental, al tener que seguir el ritmo de la historia que otros compañeros están contando.

4. Recrea acontecimientos históricos

Por ejemplo hay obras sobre la revolución mexicana que puedes emplear. Es una manera muy amena de enseñar la historia. De seguro los niños no se aburrirán y aprenderán muchísimo.

Deja un comentario